Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Jayden Williams [ID]
Hoy a las 8:12 am por Jayden Williams

» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 12:39 am por Invitado

» Alexandra Ivanov - ID
Miér Oct 18, 2017 9:08 pm por the Astronaut

» Buscando ~
Mar Oct 17, 2017 3:24 pm por Lorna

» Normas del Foro [Continuación de firmas]
Lun Oct 16, 2017 7:36 am por Jayden Williams

» One of One [Élite]
Dom Oct 15, 2017 3:01 am por Invitado

» Busqueda- ~~ Cordelia- La voz cautiva.-
Vie Oct 13, 2017 8:14 pm por Cordelia

» Dejame tomar tu sangre || Girlycard Tepes ID
Vie Oct 13, 2017 2:22 am por the Astronaut

» Dew
Vie Oct 13, 2017 12:12 am por Daeron Sírfalas

» Auckland RPG || Afiliación normal
Jue Oct 12, 2017 7:42 pm por Invitado

» Busco a mi amo y quien sabe que pueda ocurrir ¿Me adoptas?
Jue Oct 12, 2017 5:30 am por Yomi Giou

» Temas de rol libres
Miér Oct 11, 2017 11:48 am por Rose Parker

» Plus Ultra Academy [Afiliacion Normal]
Mar Oct 10, 2017 1:03 am por Invitado

» Catálogo de Pets y Androides [Registro Obligatorio]
Jue Oct 05, 2017 6:04 am por Ice Bear

» Registro de Físicos y Token.
Jue Oct 05, 2017 4:57 am por Francisco Escobar

afiliados

Hermanos

Directorio


Élite

Devil Within +18

Okay, let's do it| Faolan's ID

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Okay, let's do it| Faolan's ID

Mensaje por Faolan Stiefel el Jue Ene 01, 2015 1:38 pm



Faolan Stiefel


Datos Básicos

₪ Edad:15
₪ Raza:Demonio
₪ O. Sexual:Bisexual
₪ Empleo:Estudiante y en búsqueda y captura de algo interesante a lo que dedicarse.
₪ Nacionalidad:De alguna isla pequeña de Oceanía.



Descripción Psicológica

¿Quieres saberlo todo sobre Faolan? Claro, no hay ningún problema, esa ventaja no te hará sobrevivir apenas un par de segundos más en caso de que decida hacerte su objetivo.

Quienes lo observen bajo ojos ignorantes sólo se toparán con un joven normal de su edad, con ciertas reservas a comentar en voz alta todo lo que se le pasa por la cabeza pero temerario y desenfadado como corresponde para alguien con todo un mundo por descubrir y experimentar; quienes saben distinguir entre presas y cazadores evitarán un enfrentamiento con él a toda costa y reconocerán a alguien digno de su respeto y admiración si es que eso de ser peligroso y tener talento para quitar vidas lo acatan como cualidades valiosas (que nada tiene que ver con una naturaleza buena o mala), o al menos una buena parte lo hará, aun cuando el comportamiento de él sea el mismo con todo el mundo.

Faolan ha sido entrenado para ser uno de los mejores asesinos del planeta desde el mismo instante en el que nació, y aunque todavía no haya alcanzado la experiencia suficiente como para haber desarrollado sus máximas capacidades, su cuerpo ya está preparado para quitar todo atisbo de vitalidad de cualquiera que se le ponga por delante con cierta facilidad, pero esto poco tiene que ver con lo que el chico es en realidad y su personalidad dista mucho de la que a esta clase de elementos se les suele atribuir.

Lo que se ha aprendido de forma innata hasta convertirse en actos reflejo de tu cerebro no se puede olvidar ya, y Faolan no es tan imbécil como para no reconocer las ventajas de sus habilidades a la hora de encaminarse hacia sus propios propósitos, pero oficialmente (su familia no le ha dado consentimiento para esto, pero eso a él no podría importarle menos) ha decidido dejar de ser asesino para siempre.

No, no va a dejar con vida a todos a partir de ahora sin importar qué, no se va a convertir en un manifestante anti-violencia en su tiempo libre y tampoco tendrá problemas en dañarte sin contención ni arrepentimientos si lo ve necesario, a lo que me refiero con lo anterior es que cuando tenga que matar no será por placer o diversión, y que si halla otro método para lograr sus objetivos esquivará hacer uso de éste. Tampoco volverá a aceptar trabajos o encargos de esta índole por el mero hecho de lucrarse. Sin embargo, dale motivos para que saque a relucir lo que su familia le ha ido enseñando a lo largo de los años y su talento natural y no dudará ni un instante en que recibas lo que te mereces. Su nueva meta es encontrar un camino en el que disfrutar de su vida, y por ahora lo único que tiene claro para avanzar es que para ello debe estar de hecho, por obvio que resulte, vivo, así que ésta es su prioridad y nada podrá rivalizar con ello o le hará plantearse una encrucijada moral en la que tú y el resto tengáis más valor que él mismo.

Dado sus dotes naturales y adquiridas para imponerse por encima de los demás -siempre que no sea su propia familia- y someterlos a su voluntad si así lo deseara desde que su memoria funciona, la arrogancia lo acompaña allí donde habla cuando salen a relucir temas sobre la importancia de cada uno y la igualdad de todos y similares. Él sabe que vale más que la gran mayoría en cuanto a la cadena de poder no escrita del mundo se refiere, pues así le han hecho ser, y es un hecho tan natural como que los animales terrestres necesitan respirar, así que en lo que el resto puede ver un niño malcriado y prepotente, Faolan sólo manifiesta su punto de vista objetivo sin segundas intenciones.

No hace uso de la modestia a la hora de calificarse o dejar tu inferioridad en evidencia en una situación donde haya que emplear alguna de las cualidades que posee, pero tampoco se le puede culpar de ser presuntuoso: sólo enseña su potencial cuando la situación lo requiere- e incluso así, trata de contenerse y nunca usar de más cualquiera de sus habilidades. Resulta perjudicial dar a conocer a tu posible enemigo tus cartas sin motivo- y nunca con objeto de lucirse, a menos que sea esto mismo lo que necesite en determinado momento para conseguir algo más importante. El resto del tiempo, Faolan sólo es un chico más con ganas de divertirse, y ya se ha dejado claro que herir o matar no son acciones que le ayuden a conseguirlo, así que si es posible su intención inicial es mantener una relación como mínimo cordial con todo aquel con el que trate.

El oficio que sus progenitores quisieron implantarle ha desembocado en una mente extremadamente analista, fría, paciente, sigilosa, astuta y observadora. Ningún asesino puede sobrevivir en este trabajo ni en niveles mediocres si no posee estos pilares fundamentales, y la familia Stiefel no es reconocida en el bajo mundo como una de las más importantes, influyentes y mortíferas por nada. Es casi imposible engañarlo sin emplear algo sobrenatural que afecte a su cerebro, aunque si le es beneficioso pretenda haber caído en tu truco o engaño, y toda pista física o gestual, por nimia que sea, que se le dé al contemplar a alguien le dará  al momento información suficiente como para valorarte y medir el grado de confianza que mereces o tu verdadero potencial como aliado o enemigo. Del mismo modo, comprende a gran velocidad cada nueva situación que se le presenta y los beneficios o peligros que conlleva. Para facilitar la imagen mental de estas ideas, puedes imaginar si lo deseas algún personaje ficticio que trabaje como detective, de los que resuelven casos de asesinato gracias a sus dotes de comprensión y observación. Faolan podría ser uno de éstos en su totalidad sino fuera porque...carece de interés para él por la falta de dificultad o intriga que existen a la hora de desempeñar esta labor-entiéndase que no para todo el mundo, sino para él en particular-. Existe no obstante una pequeña posibilidad para hacer de esta regla una excepción: la decisión de dejar este mundo ha sido tomada a una edad demasiado temprana como para haber explotado bien su lado más sobrenatural de demonio, pues sus padres empezaron desarrollando sus capacidades mentales e intelectuales a sabiendas que la fuerza bruta sin inteligencia detrás es inútil, y su conocimiento sobre los poderes mágicos más allá de los pocos que él posee son muy limitados, así que si se presenta alguien con habilidades mágicas superiores a las suyas de las que todavía desconozca que sirvan para el engaño de los sentidos y la percepción, y mientras no estés bajo su campo de visión para que sus ojos le revelen tus intenciones, Faolan podrá caer preso en una trampa.

Más allá de todo lo adquirido gracias a su dura educación, Faolan es un muchacho temerario en búsqueda constante de nuevos retos, pues hay muy pocos artes y oficios que llamen su interés y no pueda dominar con sus capacidades actuales y limitadísimas excepciones en la lista de situaciones en las que el chico se tenga que esforzar y esmerar de verdad para obtener la victoria ante la contrariedad, educado por cautela y con una moralidad propia que va curtiendo a través de sus experiencias. Hasta ahora se le había dicho cómo debía pensar y actuar para todo y obligado a que lo acatase, pero el abandono a su familia fue debido en parte por el rechazo de esas ideas, así que le toca empezar ahora a sacar sus propias conclusiones respecto al bando del bien y del mal. Aunque siempre se le suele ver solo, no es solitario ni antisocial, y sabe desenvolverse con soltura dentro del mundo de las palabras y llegar cuando sus interlocutores así lo quieran a buen término. Él desea de hecho encontrar compañía para paliar su tedio un poco mientras encuentra cuál es su verdadera vocación, tener alguien con quien hablar y dejar atrás toda la frivolidad en la que se han basado todas sus relaciones, el único impedimento es que todos aquellos que no cumplan con lo mismo que él demanda para su vida no le producen interés ninguno y el título más considerado que les dará a todos ellos será el de conocidos.

Faolan necesita riesgo, diversión y mantener alejada la rutina de su existencia, y desde que dejó de lado su oscura profesión ha descubierto que si lo consigue en un ambiente confiable, agradable y cálido que diste de todo lo que hasta ahora ha vivido en su entorno familiar, mucho mejor, y será esto mismo lo que conseguirá atraer su atención ya sea para emprender una idea o acercarse a una persona. Sólo uno entre un millón puede ayudarle a vivir algo emocionante o entretenido, sólo unas cuantas personas contadas en el mundo son capaces de aportar ese algo que necesita llenar después de todo lo vivido y aprendido, y él lo sabe, por lo que se lo toma con calma. Existe una sola cosa por el momento que consiga sacarle de su estado sereno y le haga apremiar sus movimientos por encima de su paciencia, y no se trata de ésta. Su futuro es incierto y no tiene nadie con quien compartirlo, pero si eso le afecta, no lo parece.

Si llegase a su vida un ser que cumpliese esas características lo acompañaría hasta el mismo final del mundo si hiciera falta, y sería el compañero más fiel y leal que jamás nadie encontraría. Sería esta persona además la única con la que dejaría salir su lado más relajado, ése en el que no está analizando y pensando en cada segundo sobre todo lo que le rodea, vivo o no. Faolan sacaría aquí su faceta más humana: bromista y, dado lo feliz que la presencia de alguien así en su vida le haría, alegre y vivaracha. Mientras no tenga nada concreto que hacer, será capaz de ceder todo su tiempo a ese otro para ayudarlo en cualquier idea o proyecto que tenga en mente sin recelo o resentimiento, vivir su vida entera para ayudar a los propósitos ajenos por arriesgados, estúpidos o carentes de sentido común que sean sin preocuparse por los propios si es necesario, después de todo si lo acompaña alguien que cumpla las condiciones ya nombradas, sus metas y día a día las cumplirán también y será algo que valga la pena ser vivido. Por el bien de preservar la naturaleza perfecta de ese alguien y no acomodarlo hasta volverlo un completo idiota consentido y vago puede que no sea el compañero más sobreprotector, y no opondrá mucha resistencia a la idea de que te veas en peligro, pero si no sabes valerte por ti mismo tampoco se habría fijado en ti en primer lugar, así que no dudes del valor de su afecto: si la situación no está inclinada en favor de su persona querida y es injusta ayudará y apoyará hasta lo imposible, siempre, y será capaz de sacrificarse y sufrir cualquier tortura, a pesar de la alta estima y lo importante y valioso que él sabe que es, por el bien del otro sin titubear. Nunca lo abandonará a su suerte o traicionará y le entregará su confianza plena, compartiendo así todo el conocimiento que se le solicite, teórico o práctico, o bien, material o no, que posea si así se le pide. Esa persona sería después de todo su motivo de vivir, su boleto para llevar su día a día del modo en que quiere, y lo necesitaría para que eso se mantenga, así que lo ve un precio razonable. No dirá nada de esto en voz alta, pues su inexperiencia en expresar emociones sentimentales ya sean de amistad o amorosas es absoluta tras el trato recibido por parte del resto de los miembros Stiefel y le da vergüenza, pero a una mente avispada no le costará ver a través de sus actos.

₪ Gustos: ·Los retos, cuanto más difíciles y emocionantes sean, más le gustarán.
·El chocolate. Es casi adicto. Ha llegado a gastarse millones de dólares sólo para comprar productos hechos de este ingrediente cuando ha tenido dinero para despilfarrar.
·Los videojuegos. Haberle dedicado sus años de vida a matar gente no excluye que posea aficiones propias de su edad. Está bastante informado sobre el tema.
·Su padre. Nunca ha tenido una relación normal paterno-filial, pero es un hombre que admira mucho.
·Uno de sus hermanos pequeños, a quien siempre ha apreciado como una especie de mascota común.
·Desplazarse con su skate en lugar de caminar cuando le es posible.
·Aprender. Todo lo que le haga mejorar todavía más y adquirir más valor, así como prepararlo para afrontar mejores desafíos, será bienvenido de buena gana.

₪ Disgustos: ·Su madre. Siempre fue demasiado obstinada en el camino que Faolan debía seguir y la menos indulgente en apariencia a la hora de darle una mínima libertad a su hijo para desarrollarse a su propio gusto.
·Todo lo que le lleve al tedio, no importa si es algo concreto o abstracto. No quiere aburrirse, y si es común y/o fácil, lo hará.
·Aquello que le ponga ante un peligro real. Es algo contraproducente y estúpido en alguien de su naturaleza, pero no es algo que haya podido elegir. Desde que dejó su vivienda familiar, cuando llega a encontrar algo que le haga peligrar de verdad su propia vida por superar por mucho las capacidades propias, aunque esto sea algo muy inusual, se paraliza y por unos momentos no puede pensar de forma apropiada.
·Los pimientos rojos. Su sabor le da mucho asco.
·El dolor. Es algo que no le produce reacción alguna ni le impide seguir con sus acciones con normalidad tras quince años de torturas y castigos continuados infligidos por y para el entrenamiento de asesinos de los Stiefel, pero, a pesar de su carencia de afección ante cualquier daño producido a su cuerpo, todavía lo puede sentir, y no es masoquista.




Descripción Física

De no ser por su naturaleza mágica, a Faolan daría verdadero asco mirarlo de las cientos y cientos de cicatrices que recorrerían cada parte de su cuerpo. Tus ojos pueden agradecer la raza del joven, pues ha sido gracias a ésta y la leve mejora de regeneración que le proporciona que en la actualidad éste tenga una apariencia sana y de piel clara y sin imperfecciones.

En lugar de ser algo difuso repleto de marcas, el adolescente se presenta como un chico cuidado y, con la vista censurada por sus ropas holgadas, bastante normal. En la actualidad mide alrededor de 1'67, aunque aún está en proceso de crecimiento, y su peso oscila entre los 56 y 58 kilogramos. No posee un cuerpo fornido, pues en lo personal le conviene más mantenerlo rápido, ágil y flexible para moverse con el sigilo al que acostumbra, pero sí fibroso. Existen deportistas de élite menos entrenados que él para lograr la forma que les hace merecedores de sus títulos y si alguna vez tienes oportunidad de verlo despojado de sus prendas, que suelen disimular con éxito el verdadero torso del chico, comprobarás en parte los frutos que te da ser un Stiefel si sigues sus indicaciones como es debido: no hay ni un solo músculo que no esté desarrollado, no para poseer más fuerza que nadie, porque eso no le es necesario, sino para estar en una forma perfecta y equilibrada con el fin de tenerlo como una ayuda extra a la hora de desempeñar las tareas a las que se le designaban.

Su cabello siempre revuelto hacia todas direcciones y con un volumen importante, por algún defecto congénito heredado de su padre, carece casi en su totalidad de melanina, otorgándole así un tono plateado, casi níveo, sin llegar a ser albino en realidad. Nunca lo mantiene a una longitud que vaya más allá de su cuello y su corte es irregular, sin llegar a que se forme una melena. Sus ojos son de tamaño considerable y rasgados, ventajosos para obtener una amplia ojeada a un espacio en cuestión de segundos. Éstos además son de un azul suave y claro, lo que le otorga una mirada casi teatral y digna de relatarse en novelas trágicas cuando se les arrebata la alegría que los mantiene con vida por lo general, pues por su color particular casi pueden pasar por tímpanos de hielo, tan gélidos y afilados como los movimientos que realizará a continuación cuando entre en este estado para atacar a quien le haya provocado ese cambio anímico. La otra posibilidad es que los veas negros por completo, aunque esto sólo se dará bajo una presión muy, muy extrema, si ése es el caso no pienses, huye.

Como ya se ha mencionado, sus conjuntos siempre suelen ser elegidos en base a la comodidad y a los gustos de un adolescente al fin y al cabo, por lo que nunca faltarán los pantalones anchos y combinaciones de camisetas sencillas holgadas y de colores que no sean negro (tampoco algo demasiado vivo, no quiere llamar tanto la atención), está harto de la oscuridad.



Historia

El día en el que Faolan nació, un nuevo asesino Stiefel se sumó a la tan reconocida familia de esta antigua y desprestigiada profesión. Sexto en el clan con vida y tercer descendiente del matrimonio que lideraba en esos momentos al resto de miembros. Cada persona perteneciente a este selecto grupo tiene un mismo destino por cumplir y bajo ningún concepto se concibe la idea de que la tradición se rompa: seguir el linaje de sus antepasados, con siglos de historia que avalan su calidad, y convertirse en unos de los sujetos más peligrosos y letales del planeta. Su fama entre los entendidos se esparce desde el momento en el que su existencia se da a conocer, y es tan grande que la modesta isla volcánica en la que habitan y son dueños es una atracción turística para quien se acerca a esas tierras y recibe la atención de incontables caza-recompensas en búsqueda de los aclamados criminales para entregarlos pensando que así recibirá varios millones de dólares y ladrones entusiasmados por la riqueza que su mansión debe contener, pero nadie que se haya atrevido a pasar las puertas que dan al exterior de su kilométrico jardín ha salido con vida. Sus clientes forman parte de los círculos sociales más influyentes del mundo, ya sean dirigentes de una nación que busquen eliminar competidores y enemigos de sus tierras sin que su reputación se vea manchada u organizaciones mafiosas a las que se les hace enfrentarse con enemigos extraordinarios como presidentes y sus fuerzas de seguridad por ejemplo. Los Stiefel sólo cumplen con su cliente, sin importar el bando en el que se les sitúe, y  únicamente se han podido entreoír un par de leyendas sin confirmar sobre algunos casos en los que se dice que pudieron llegar a fallar. Aunque es más que difícil, de hecho hay más posibilidades de ganar el primer premio de la lotería diez veces seguidas sin magia de mediadora que esto, encontrar a alguien que sea capaz de derrotarlos una vez han llegado a la mayoría de edad y han pasado por una vida de entrenamiento plena, en un mundo plagado de demonios varios no puede concebirse como algo imposible, y de ignorar esto la familia no existiría a estas alturas, pero una de sus reglas de oro es no enfrentarse contra quien no puedes ganar, aunque esto se aplique más a los que todavía son demasiado jóvenes y no han completado su aprendizaje. Así pues, no había dudas con respecto al futuro de Faolan, y el gran talento natural que el niño mostró desde sus primeros años lo confirmó: un gran nuevo asesino había llegado al mundo.

Su aprendizaje fue durante mucho tiempo un gran éxito: los lamentos o sollozos causados por los golpes, latigazos e incluso descargas eléctricas y torturas varias no sólo físicas sino psicológicas a las que fue sometido en plazos de horas, días o semanas enteras (dependía mucho lo que pretendían conseguir con cada una de las sesiones o si se trataba de un castigo causado por un acto leve o grave) con el fin de endurecer su cuerpo y espíritu cesaron cuando el resto de niños de su edad todavía lloraban a lágrima viva cuando se rozaban las rodillas al caer en algún juego dado en un parque, y ver su sangre derramada le ocasionaban la misma indiferencia que la propia rutina diaria. Su mente y cuerpo se tornaron en fortalezas impenetrables para no dejar actuar al dolor por encima de su razón, sin importar la cantidad infligida sobre éstas, en entidades unidas como una sola cosa, ágiles, sigilosas y sobretodo peligrosas. Era todo lo que se esperaba de un Stiefel y mucho más, y ya se hablaba de la posibilidad nada descabellada de que acabara siendo el próximo líder de la familia en cuanto alcanzara la madurez necesaria, por encima de su padre.

Nadie previó lo que por decisión propia acontecería en su vida no mucho más adelante. Las señales existían, pero se habían dejado ver en unas muy escasas ocasiones, y los hechos no duraban más de unos segundos: en alguno de sus viajes emprendidos para realizar un pedido llegó a conocer a toda clase de seres poderosos y terribles, y lo que era aún más inaudito para él, confiables e interesantes, y con el tiempo justo por estar en mitad de trabajo, les ofrecía formar un lazo de amistad de forma austera y tan directa que si te detenías a pensar en ello unos segundos y le dabas más profundidad de la debida, dudabas de su veracidad. Las pocas ofertas hechas a lo largo de su infancia y comienzo de adolescencia recibieron un rechazo, ya fuera por la desconfianza de que un extraño se acercara de esa manera o por temor al reconocerle, y tan pronto como recibió el no, él perdía el interés y asumía que se había equivocado al juzgarle si se le había contestado con esa negativa y seguía con su vida con plena normalidad, pero quizás, si esto hubiera llegado a conocimiento de sus progenitores a su debido momento, hubieran logrado evitar lo que estaba empezando a crecer en su interior y erradicarlo para siempre.

Para Faolan el mundo no era solo su mapa de cacería, y los demás no eran siempre sus presas, o no todos. Su curiosidad y continua observación sobre todo le llevaron a toparse con ciertos seres, situaciones, actividades, lugares, que le llamaban más la atención que el oficio en el que ya era todo un experto, repetitivo y llevado a cabo sin emoción alguna. Algo le hacía sentir más vivo en cuestión de minutos que varios años cumpliendo con su presunto destino impuesto y conviviendo con sus familiares. Quería descubrir y saber más de esta sensación, quería vivir bajo sus propias órdenes, decidir su destino, pensar por si mismo, vivir su vida.¿Qué le mantenía obligado a permanecer recluso en su hogar y llevar el resto de sus días de la forma en la que sus padres le decían? ¿Qué importancia tenía la fama, el reconocimiento internacional y la fortuna ilimitada si no podía disfrutarlos como él deseaba porque debía matar para mantenerlos? De hecho, ¿sabes qué? No le gustaba matar porque sí, no le parecía bien, ¿cuál era el propósito? ¿Qué sentido tenía matar en muchos casos un puñado de gente inocente para agrandar la avaricia de algún pez gordo? Se hartó, y el día que tomó la decisión, supo que ya no había marcha atrás. No mientras él siguiese vivo.

Consiguió evitar a la gran mayoría de miembros de su familia en el proceso de huida, con un par de mamporros sin importancia en el transcurso, y el enemigo más fuerte que se topó y no pudo esquivar el confrontamiento fue su hermano más mayor, el encargado habitual de suministrarle los mayores terrores psicológicos en la breve historia de su existencia, del que no pudo escapar sin alguna secuela. En un peor estado del previsto, Faolan salió finalmente de la isla para embarcarse en el viaje hacia su propia vida.

El primer destino elegido resultó ser otra isla, ésta llamada Loving Pets. Meses atrás se le había encomendado acabar con un vampiro que habitaba en ella, y fue así como descubrió la anormal cantidad de seres sobrenaturales y poderosos que la poblaban. Jamás había visto una concentración tan terrible como absurda en un mismo espacio, e ignoraba como un lugar en el que los demonios, vampiros y ángeles se topaban a centenares entre sí a diario con un puñado de humanos y Pets de esos sin poderes aburridos de por medio y pretendiendo ser las atracciones y los importantes del lugar, se mantenía con vida, con tanta organización y paz además. Allí debía pasar algo extraño, y en lo que le costaba desentrañar el misterio, que estaba seguro desembocaría en alguna experiencia inusual y entretenida, esperaba que con tantos poderes juntos por metro cuadrado, alguno de sus habitantes le diera un poco de diversión extra.



Extras

HABILIDADES:



  • Sus características físicas están mucho más desarrolladas que las de un humano normal:

      -Su velocidad alcanza a la de un animal felino depredador en plena cacería y su resistencia le permite mantener esa marcha durante el tiempo que él desee.
      -Su fuerza le permite alzar pesos de hasta 64 toneladas cuando se concentra al máximo. Lo habitual oscila en la veintena. Usar su fuerza física con el fin de alzar tales cantidades de peso le gasta energía una vez lleva más de dos minutos con la carga en sus manos y no le permite moverse mientras lo tenga sujeto más allá de un ligero salto de menos de un metro a lo alto o a lo largo que realizará en caso de que quiera lanzar el objeto en cuestión como proyectil. Cuanto más pese, como las leyes de la física mandan, menos distancia alcanzará. Con el peso máximo que se ve capacitado para coger y lanzar nunca sobrepasará los diez metros de distancia. Si el uso de su fuerza es el de aplastar o romper cualquier material, las limitaciones se basan en las mismas leyes físicas y las limitaciones las imparten el tamaño de sus extremidades, que nunca podrá cambiar a antojo, y la fuerza empleada en su golpe con el tope mencionado arriba. Si concentra la fuerza de su cuerpo en sus manos como se enseña en las artes marciales, es capaz de otorgarles más resistencia y protegerlas del daño que recibirían al chocar con un material más consistente que sus huesos, pero incluso con esto, lo más duro que son capaces de traspasar es aquel con características similares al acero.
      -Sus reflejos son perfectos en condiciones normales y lo único que le puede limitar aquí es el tiempo natural que un cuerpo, por entrenado que esté, necesita emplear para moverse.
      -Sus sentidos están más agudizados comparados con los de un humano promedio, pero como es difícil lograr algo mejor que las capacidades innatas de un francotirador común, prefiere apoyarse en otras cualidades para sobrevivir y finiquitar con éxito sus trabajos. El más desarrollado de todos ellos es de hecho el que en apariencia resulta menos útil para un asesino, el gusto, pues está acostumbrado a tomar toda clase de venenos como parte de su entrenamiento en cantidades apropiadas para acabar ganando la inmunidad para éstos. De hecho a estas alturas ninguna sustancia nociva de esta categoría es capaz de acarrearle grandes consecuencias, y el mayor efecto que puede ocasionarle es el movimiento forzado del tránsito intestinal como si de un yogurth con fribra se tratase. Sabría detectar cualquiera de ellos, incluso los que se suponen insípidos, en cuanto su lengua se topase con uno mezclado entre cualquier alimento.
     -Su gran agilidad le permite atacar desde ángulos impensables para un cuerpo humano común.
     -Su resistencia física ante las acciones que estén al alcance de los humanos es plena, permitiéndole realizar actividades de desgaste físico sin un tiempo definido. Para agotarlo la acción a desempeñar debe suponer un esfuerzo proporcional al que suponga para alguien común poner en práctica aquellas labores difíciles y extenuantes en las que no tenga experiencia o preparación previa para soportarlas explicándolo con términos sencillos. Su resistencia mental es igual de elevada para el dolor físico, pero tras el percance con su hermano en el momento de la huida de su casa, y debido a una de las debilidades que más adelante se explicará, ya no puede decirse lo mismo del terror psicológico. Como hay pocas situaciones verosímiles en el planeta que le supongan un problema superar, el número de miedos reales que puedan acecharlo de forma psicológica es reducido, pero si se le llega a presentar uno, la resistencia del chico será nula durante más segundos de los que un profesional necesita para matarte decenas de veces.

  • Ha aprendido a ocultar su presencia, aunque nada tiene que ver con la invisibilidad, habilidad que carece, y sólo alguien especializado en detectar a lo que se oculta de sus ojos (con obstáculos reales o distancia) entrenado a conciencia podría saber que está siendo acechado por él, sin llegar por ello a saber en qué punto exacto se encuentra. Su sigilo es tal que sus pasos no se escuchan incluso cuando camina a tu lado por acto reflejo.

  • Una vez dominó el sigilo y la precisión se le enseñó una técnica muy relacionada con los mismos: caminando a una velocidad determinada, y ayudándose de la inexistencia de sonido de sus pasos para que el resultado sea más desconcertante, Faolan es capaz de crear una ilusión óptica cuando rodea a su objetivo en un cerco de un máximo de cinco metros de diámetro en el cual una cantidad indefinida de copias intangibles dejan una huella visual exacta a la del cuerpo real. El enemigo se ve rodeado de múltiples hologramas exactos en constante movimiento y sirve para confundirlo y ganar tiempo en lo que su presa trata de adivinar cuál es el real para atacar o huir en la dirección correcta. Ninguna de las proyecciones posee un cuerpo sólido, por lo que es imposible que dañe de algún modo o sirva como defensa física real.

  • Su capacidad regenerativa está ahí, existe, pero apenas le supone una ayuda por lo leve que es y no la toma en cuenta a la hora de situarse frente a su objetivo. La prioridad siempre será evitar cualquier impacto enemigo por sus propios medios. Sus heridas y lesiones se curan una décima parte más rápida que las de un ser sin poderes y una vez están cerradas por completo no dejan rastro de cicatriz. No hacen crecer ni un dedo si fuese cercenado y a lo mucho haría que la zona del corte quedase limpia una vez desapareciese la herida.

  • El primer poder sobrenatural con propiedades mágicas que fue capaz de aprender está relacionado con la electricidad. Es un elemento que siempre ha estado presente en su cuerpo y ha sufrido gracias a las innumerables descargas recibidas a manos de sus mayores a lo largo de los años hasta verse capaz de recrear la sensación de estar rodeado de este elemento en pleno ataque y visualizarla a la perfección por muy lejos que se encuentre de un rayo o chispazo de verdad. Fue este mismo proceso el que le ayudó en el momento en el que quiso poner en práctica ser el conductor y contenedor de una buena cantidad de éste para atacar con chispas de más o menos voltaje expulsadas de su cuerpo mismo. Podrá lanzar una descarga eléctrica a todo aquel que se encuentre a un rango de dos metros de él máximos, y la intensidad puede variar hasta convertirse en un potente rayo. La electricidad que puede mantener en su interior es limitada, y para recargarla debe ir hasta una fuente directa de ésta y dejar que vuelva a introducirse en su cuerpo de forma manual. A mayor potencia de ataque, más electricidad gastará y menos le quedará para seguir usando esta técnica hasta verse sin medios para continuar.

  • Tomando como base su afinidad con la electricidad, Faolan ha sido capaz de desarrollar otra habilidad relacionada con la misma. En el tiempo en el que ésta permanece activa, el elemento se hace visible a su alrededor, y pequeñas chispas lo rodean de forma continuada y danzan sin un orden determinado. Además su cabello adopta una nueva forma rígida y permanece en punta hacia arriba debido a las pequeñas descargas sucediéndose por doquier y su conocida propiedad a la hora de modificar el aspecto de pelo cuando ambas cosas entran en contacto. En los cinco minutos en los que el demonio permanece en este modo en caso de que los niveles de electricidad en su cuerpo estuvieran al máximo, logra moverse con impulsos eléctricos e ignorar el limitado sistema nervioso habitual. La velocidad de movimiento que obtiene en este periodo alcanza así unos niveles niveles semejantes, aun todavía mermados por emplear un cuerpo más sólido y pesado que el de los rayos y relámpagos, a los que se le otorgan a este elemento, no se hace invisible, pero seguirlo con la mirada si no está bien entrenada es tan difícil que casi parece haberlo conseguido. Con esto el número de ataques a poder realizar por segundos incrementa de forma considerable, su rastreo y acecho alcanzan un nivel superior, y su defensa acaba resultando casi infranqueable, con una capacidad de esquivar ataques y una sincronización aun mayores a las habituales. Una vez pasa el tiempo correspondiente sus reservas de electricidad se vacían -el modo de recargarse es el mismo que en en la habilidad anterior- y su cuerpo presentará un ligero cansancio. Necesita de toda su concentración y esfuerzo para realizar y mantener este poder aunque él lo quiera hacer pasar como un sencillo truco cualquiera.

  • Siempre lleva encima dos armas sólidas y corpóreas:

    -Dos yo-yos de cincuenta kilogramos de peso cada uno unidos a su correspondiente cuerda de una longitud habitual en uno de estos juguetes. No poseen ningún poder extraordinario, y les da el uso exclusivo de proyectiles retornables, lanzándolos como se haría con uno de estos objetos comunes. Su ventaja reside en el peso de éstos, que combinado con la fuerza, velocidad y destreza con los que son arrojados, pueden atacar a cualquier punto concreto deseado del cuerpo oponente en cuestión de segundos en el rango que el hilo de dos metros permite y moler la zona del impacto con facilidad hasta llegar al hueso y romperlo.

    -Sus uñas. Cuando le es necesario puede convertirlas en garras retráctiles más duras y afiladas que cuchillos y atravesar con ellas cualquier tejido muscular como quien corta mantequilla. Su tamaño nunca supera los diez centímetros, por lo que sólo son útiles en un combate cuerpo a cuerpo.

  • Su inteligencia no es una habilidad en sí, pero es remarcable su cerebro entrenado para crear planes y trampas complejos y de una dificultad considerable para zafarse de ellos. Suele adelantar y preveer una media de diez movimientos y pensamientos del rival, dependiendo por lo demás de la inteligencia de su presa. Por lo mismo, dado los planes futuros que su familia aguardaba para él sobre convertirse en uno de los asesinos más letales a nivel mundial y el entrenamiento que se le dio para ello desde su nacimiento, engañarlo o hacerle caer en un truco sin hacer uso de poderes desconocidos para él diseñados para este fin es imposible.





DEBILIDADES




  • En el encontronazo con su hermano mayor en plena escapada de su hogar, éste insertó de forma imperceptible para el más pequeño una aguja, habilidad en el que su familiar se especializa, en su cerebro, justo en la zona que afecta al terror psicológico. Así fue como se originó su pavor al peligro. El objetivo del otro era que, en su nueva vida de llevar sus propias reglas llenas de divertidos y estúpidos eventos infantiles que nada tienen que ver con lo que la familia Stiefel representa, llegase el momento en el que para avanzar y no quedarse en la rutina que decía que evitaría con sus ideas geniales tuviese que toparse con algo de tal nivel que le supusiera una amenaza seria y se viera incapacitado para proseguir su camino. Está seguro de que en el momento en el que Faolan vea peligrar su vida en demasiadas ocasiones, y quizás la de otra persona a la que haya cogido afecto en el proceso, se vea incapacitado con proseguir su insulsa aventurilla rebelde y volviera a casa. El joven desconoce este hecho por completo, pero ya ha vivido una situación de las que su hermano esperaba que viviese y ha comprobado sus efectos: su cuerpo adopta una postura rígida, paralizado y su mente es incapaz de mantener una serie de pensamientos llevados con lógica y razón. Sólo un estímulo externo importante le hace salir de su estupor, pero permanece demasiado tiempo vulnerable en el proceso de recuperación.


  • La ignorancia de más de la mitad de teoría importante en la lista de poderes sobrenaturales existentes. Todo lo que desconozca le será imposible de preveer al completo, por mucho que anticipe las intenciones del posible enemigo, y lanzar una defensa improvisada puede llegar a ser un error fatal. Es consciente de su carencia ahora que se ve rodeado de un montón de razas mágicas en la isla de Loving Pets, y quiere ponerle remedio a este problema, pero no sabe ni cómo empezar.


  • Si llega a conocer a alguien que le importe de verdad será un acontecimiento tan positivo en su vida como negativo, pues por primera vez en su vida se hará dependiente de alguien que no sea él mismo y ligará sentimientos a algo externo, a Faolan no le supondrá ningún problema o algo negativo en sí, pero con esto su libertad de acción, movimiento y decisión puede llegar a verse coartada aun cuando las limitaciones vengan de su propio cerebro. Tampoco hay que olvidar las nefastas consecuencias que eso pueda acarrearle si ese ser sufre daños o se aleja por voluntad propia de su vida, algo que nunca antes ha experimentado por la inexistencia de relaciones afectivas interpersonales.


  • Más allá de la dificultad para que un ataque lo alcance, si lo logras y no te contienes, su cuerpo resulta tan débil para dejar escapar su vida como el de cualquier ser sin capacidades extraordinarias.




₪ Nombre original del personaje: Killua Zoldyck
₪ Anime/manga/videojuego del que proviene el personaje:Hunter x Hunter






Faolan Stiefel
avatar
General
Amo


Mensajes : 521

Fecha de inscripción : 01/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Re: Okay, let's do it| Faolan's ID

Mensaje por Invitado el Vie Ene 02, 2015 4:50 pm


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.