Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Closer +18 [ Cambio de botón ― Élite ]
Hoy a las 4:21 am por Invitado

» Sweetness & Seduction [Búsqueda]
Ayer a las 10:12 pm por Rose Parker

» Viktor Stracci || ID
Ayer a las 11:25 am por Viktor Stracci

» Normas del Foro [Continuación de firmas]
Ayer a las 10:23 am por Viktor Stracci

» Woodstock Records ↯ Afiliación Normal (cambio de botón)
Sáb Oct 21, 2017 3:17 am por Invitado

» Registro de Trabajos [Para Pets y Amos]
Sáb Oct 21, 2017 2:15 am por Jayden Williams

» Registro de Físicos y Token.
Sáb Oct 21, 2017 2:08 am por Jayden Williams

» Jayden Williams [ID]
Vie Oct 20, 2017 11:38 pm por the Astronaut

» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Jue Oct 19, 2017 12:39 am por Invitado

» Alexandra Ivanov - ID
Miér Oct 18, 2017 9:08 pm por the Astronaut

» Buscando ~
Mar Oct 17, 2017 3:24 pm por Lorna

» One of One [Élite]
Dom Oct 15, 2017 3:01 am por Invitado

» Busqueda- ~~ Cordelia- La voz cautiva.-
Vie Oct 13, 2017 8:14 pm por Cordelia

» Dejame tomar tu sangre || Girlycard Tepes ID
Vie Oct 13, 2017 2:22 am por the Astronaut

» Dew
Vie Oct 13, 2017 12:12 am por Daeron Sírfalas

afiliados

Hermanos

Directorio


Élite

Devil Within +18

La solitude de la brebis.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

La solitude de la brebis.

Mensaje por Damien el Vie Ene 29, 2016 3:52 am


   
Damien

   
Descripción Física

  El cuerpo de la cabra casi se podría describir como normal, sin destacar realmente. Es un chico alto y delgado, aunque de porte elegante, de unos 1’73 centímetros de altura y 57 kilogramos. Posee unas piernas largas y unos músculos más bien… escasos, aunque definido. Cualquiera que lo viera vestido de negro más bien pensaría que le hace falta comer un poco más, pero realmente siempre se ha alimentado bastante bien, por lo que suele ser simplemente un pensamiento pasajero al ser observado rápidamente.
No posee ningún tipo de marca en su piel, a excepción de un par de lunares en su espalda y uno en su rostro, bajo sus labios. Esta es suave y de un tono claro blanquecino, que no llega a parecer enfermizo.

En cambio su rostro tiene más de un rasgo destacable, empezando por sus ojos, de un tono rojizo ambarino intenso que normalmente te atravesarían de ser posible. Estos enmarcan totalmente su cara y lo hace el punto más destacable de ella, ya que destacan todavía más al ser rodeados de unas oscuras y rizadas pestañas que podrían dar ganas hasta de maquillar. Bajo estos se encuentra su nariz, delgada pero algo respingona, y en la parte inferior sus labios, finos y de un tono rosado claro.
Tiene las orejas perforadas y lleva unas pequeñas esferas negras como pendientes. Se hizo estos unos meses después de llegar al país asiático… Fue un mero capricho.
Su pelo es totalmente liso, aunque curvado ligeramente en las puntas que se giran quedando en picos hasta caer alrededor de su cuello. De aspecto suave, su cabello es de un color rojo intenso, bien parecido al de un rubí. Tiene unos pequeños cuernos sobre su cabeza, como si de una cabra joven se tratase, normalmente o los oculta con su cabello o colocándose algún gorro.

Con respecto a su apariencia, le gusta demasiado llamar la atención con respecto a esta, y hay ciertas cosas que le gusta más portar que otras, siendo las botas altas una de ellas. Suele vestir de tonos negros, evitando llevar colores que resalten demasiado, a pesar de que se ponga cinturones o adornos distintos a los que se suelen llevar, incluso corbatas. Cualquier cosa que le haga ver algo distinto es bienvenida.

   
17 años
Francés
Cabra Montés
Bisexual
Tomoe Yoh - Starry Sky
   
Descripción Psicológica
Damien es alguien que ha cambiado bastante con el paso de los años, dando su psicología un brusco giro en cuanto fue comprado por primera vez. Al comienzo, en su “infancia”, cuando aún vivía en Francia, era alguien amable y simpático, aunque serio; se podía encontrar en él un pequeño cordero de actitud tierna y comprensiva, que a la vez mantenía una fuerte personalidad, terco pero a la vez lógico y fiel a sus ideales. Pero tras pasar unos años en Japón, viviendo con la pareja que lo adquirió, parte de esta forma de ser fue cambiada a otra bien distinta, ya que en la actualidad es una pálida sombra del enérgico niño que fue.
Ciertos eventos en el pasado hicieron que comenzase a mostrarse apático y reacio junto a las personas que no conocía en absoluto de nada, desconfiando bastante de la gente en general y prefiriendo la soledad a todo momento. Es difícil hacerle sonreír, aunque no imposible. Cuando esto sucede sus labios se curvan ligeramente, aunque el brillo de sus ojos puede mostrar con más facilidad si está a gusto con la conversación o con la cercanía ajena, viéndose calmado, incluso iniciando una charla o siguiéndola con facilidad. En cambio, junto a alguien con quien no tenga un mínimo de cercanía se muestra serio y desinteresado. Frio y frívolo son adjetivos que bien podrían describirle en estos instantes.

Suele ser bastante irónico y le gusta disfrazar sus palabras a decir lo que siente realmente, aunque no dudará en ser directo si es realmente necesario. Prefiere ser educado, o directamente mantener el silencio, pero sabe que hay ciertas personas que no merecen que se comporte de tal manera. Realmente la imagen que tengan de él no es algo que le importe, en realidad no le afecta en absoluto. Mientras él esté contento consigo mismo le vale. Piensa que ya demasiado se dejó afectar por los demás como para que comentarios o pensamientos ajenos tengan una repercusión en él de nuevo.
¿Y dónde quedó ese pequeño que no hacía más que correr por todos lados? Realmente ni él mismo lo sabe, porque ahora su rostro, o más bien sus parpados caídos, suelen mostrar cansancio o sueño la mayor parte del tiempo. Su forma de hablar es pausada y tranquila, al igual que sus movimientos… Eso mientras no esté estresado, claro. Es realmente un logro hacer que el pelirrojo se exalte, y cuando esto sucede, para sentirse ligeramente seguro, suele subirse al primer sitio seguro pero con altitud que encuentre. Quizás sea un hábito extraño de su raza.

No suele obedecer las órdenes que le dan sus amos o mayores, o al menos no las cumple a la primera, siendo respondidas con un movimiento giratorio en sus ojos o un ligero “voy” que nunca llega a ir. Simplemente no le gusta que le digan lo que tiene que hacer, y por sí mismo fuese se pasaría el día sin hacer absolutamente nada. Su existencia es demasiado tranquila.
No siente interés por nada en especial, exceptuando el cielo y la música. ¿El cielo? Le encanta observar las noches estrelladas subido a algún tejado o asomado por una ventana. Las estrellas son “la cosa” más hermosa y pura que jamás ha visto, o al menos así piensa él. Si ha llegado a enfadarse o frustrarse por algo en concreto, un momento mirando hacia arriba en la madrugada hace que su espíritu se calme.
Aunque como bien se ha mencionado, le encanta disfrazar sus palabras con ironía, es un gran mal mentiroso. Traga saliva, mira a su alrededor, y mueve sus manos. Es bastante fácil averiguar si está ocultando algo, y realmente hasta un niño se daría cuenta si tratara de hacerlo, por eso ya, al darse cuenta de esto, evita hasta tener que mentir. ¿Acaso es necesario?

En realidad Damien sólo necesita encontrar alguien en quien confiar, que no se burle de él, que sepa que estará ahí en todo momento, que le deje ser con su estúpida personalidad… Tal vez así sea capaz de comenzarse a abrir a las personas de nuevo. Sería como una especie de tratamiento ¿verdad? Es lo que necesita, aunque no es plenamente consciente de ello, y en su cabezonería, seguirá pensando que lo único que necesita es comer y dormir. Es alguien frágil, pero trata de demostrar totalmente lo contrario, por lo que, a pesar de que se diese cuenta de esto último, jamás lo admitiría. No quiere depender de nadie, no desea preocupar a alguien. ¿Para qué? Sólo ocasionaría problemas. Vaya asco.

Por mucho que cueste creerlo es muy coqueto. Sabe que es agraciado físicamente y no duda en sacar partido de ello si es que puede. No suele hacerlo, pero es una forma de conseguir cosas bastante interesante. Gracias a eso, tiene el ego algo subido con respecto a su aspecto. Cuida bastante su imagen personal, para verse bien y por supuesto para ser comprado y salir de esa tienda de una vez. No es que desee la compañía, o eso cree, pero mejor estar en una casa a allí.

   
Historia

 La historia de Damien comienza como la de muchos otros pets. Este fue recogido, siendo un pequeño carnero, de unos montes de Francia, ya que los investigadores quedaron impresionados de encontrar un miembro de esta raza que, a pesar de tener el pelaje blanco, este estuviera lleno de reflejos rojizos que lo hacían totalmente distinto a los demás. Obviamente experimentaron con él hasta hacer lo que es ahora.

A sus seis años fue adquirido por una pareja recién casada que, a pesar de los intentos, no podían tener hijos de momento, y ellos fueron los que realmente le dieron el nombre que aún perdura en él. Con estos pasó los mejores años de su infancia; su madre era atenta y amable, le leía cuentos, jugaba con él, tocaba el violín para que pudiese oírla… Su padre era un increíble hombre de negocios, que aunque estuviese lejos la mayoría del tiempo, cuando volvía a casa los trataba con amor. Todo era perfecto, incluso en clase lo trataban bien a pesar de ser claramente distinto a los demás…
Todo empeoró en cuanto, a causa del empleo del mayor, tuvieron que mudarse a un pequeño pueblo situado al norte de Japón. Al principio todo transcurría con normalidad, acababa de cumplir los doce años y debía ir a clases, por lo que rápidamente fue inscrito en la única institución de la zona, a la cual fue el primer día con la esperanza de hacer nuevas amistades.
Qué pena que eso fuese lo último que podría hacer.

Al parecer era un lugar tan separado de la capital… Tan basado en la antigua cultura del país, que en cuanto vieron a un chico tan diferente a ellos, los niños no hicieron más que meterse con él incansablemente. Los primeros meses era hasta soportable, simplemente se reían de su aspecto o no le hablaban, podía estar solo, no tenía ningún problema, pero en cuanto estos comenzaron a gastarle bromas pesadas e incluso a pegarlo si osaba rechistar fue lo que colmó el vaso. En algunas ocasiones acabó a golpes con más de uno, simplemente con el fin de protegerse, pero aun así siempre acababa llevándose las culpas. Los profesores lo veían como un chico problemático y hablaron con sus adoptivos padres miles de veces hasta que, poco a poco, Damien comenzó a dejar de abrir la boca y no levantar la mirada. Tal vez así no los enfadaría. Con esta mentalidad pasó un par de años más en ese lugar, hasta que incluso las relaciones en casa fueron insufribles.
Sería duro verlo marchar, pero tenían que alejar al pelirrojo de ese lugar, aunque eso significase que ya no podría vivir con ellos. Con pesar, sus padres decidieron devolverlo al lugar del que provenía, alegando que si, en un futuro, podían dejar Japón, obviamente lo recogerían.

Realmente no se sabe si este acto ayudó o empeoró al joven, ya que no mostró ninguna emoción al ser dejado de esa manera y ser retornado a su país natal. Pasaron unos tres años más, y debido a su extraña actitud nadie quiso hacerse cargo de él, por lo que una vez cumplió los quince se decidió que llevarían a la cabra a la famosa Loving Pets, donde podrían hacerse cargo suya adecuadamente. Dicho y hecho. Pocos días después de que esta decisión se tomara Damien estaba en el barco que lo llevaría a la gran tienda de pets de la isla.

Fue realmente desconcertante. Ese lugar era muy distinto… Y ruidoso. El pelirrojo no estaba seguro de querer permanecer allí, pero no le quedaba más remedio. Al menos tendría un lugar cómodo para dormir, y con ese pensamiento sigue a día de hoy, esperando a que, con suerte, alguien que le deje vivir en paz lo saque de allí.

   
Datos extras:

  Gustos:
-Le encanta comer. Podría pasarse el día alimentándose, pero no de cualquier cosa, claro que no. Tiene un gusto bastante exquisito y es capaz de captar antes de probar algo si estará bueno a sus preferencias o no.

-Siempre se ha sentido atraído hacia la música, aunque quizás sea porque su madre adoptiva tocaba el violín en las noches y este se dormía escuchándola desde su cuarto.

-Adora los animales. No son tan complicadas como las personas normales y ellos se sienten atraídos hacia él. Son agradables.

-JAMÁS admitiría esto. NUNCA. Pero le encanta que le acaricien el cabello, y es capaz de hasta dormirse de pie si lo hacen. Aunque claro, con esto es fácil exaltarlo y más si lo hace alguien en quien no confía del todo.

-Antes odiaba el rojo, pero con el tiempo ha olvidado ese sentimiento y ahora lo ama. Agradece que sus ojos y pelo sean de ese tono, piensa que es bastante especial.

- Le gusta observar la luna y las estrellas. Siempre ha pensado que la noche muestra lo que oculta el día.


-Otros detalles en rol.


Disgustos:
-No sabe bien porqué pero odia el fuego. Con esto también el calor. Prefiere pasar frio, eso se soluciona fácilmente con un par de mantas… Si hace un calor abrasador ¿qué? ¿Se desnuda? Seguro que alguna persona que otra se alegraría de verlo así, pero no.

-Odia el desorden, le pone frenético. ¿No es posible mantener un mínimo de limpieza? Eso sí, jamás ordenaría nada que no haya ensuciado él. Por favor, cada uno tiene manos para hacer sus cosas. Eso no significa que no mire con expresión de asco la zona.

-Al ser tan pausado al hablar detesta que se comuniquen con él a través de gritos o tonos irritantes. Voces suaves por favor.

-No le gusta nada que interrumpan su sueño, y es capaz de permanecer el día completo con el ceño fruncido si es despertado de mala manera.

-No permite que hagan estragos con su nombre. ¿Dam? No no. Damien y punto. Un mote es una cosa, que acorten un nombre que ya es corto es otra.

-El ruido de las ciudades le suele desagradar bastante, y por ello en su momento le regalaron un mp4 con el que poder evadirse de este.

-Otros detalles en rol.

-Sabe hablar perfectamente el Francés y el Japonés, aunque entiende bastante el inglés.
· Smoking Paper ·




Última edición por Damien el Vie Ene 29, 2016 10:36 am, editado 1 vez
Damien
avatar
General
Loving Pets


Mensajes : 15

Fecha de inscripción : 29/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: La solitude de la brebis.

Mensaje por Invitado el Vie Ene 29, 2016 7:33 am


  • ¡Lee atentamente el apartado de Ambientación!
    En ella se explicar que los Pets una vez convertidos pierden todas sus capacidades y "Habilidades" pertenecientes a la raza de la que provienen.
    Tu personaje sí puede ser ágil por haberse entrenado, pero no por herencia animal.
    ¡Edita ese detalle!


¡No olvides postear a continuación una vez hayas editado tu ficha!
Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Re: La solitude de la brebis.

Mensaje por Damien el Vie Ene 29, 2016 10:37 am

Listo.
Damien
avatar
General
Loving Pets


Mensajes : 15

Fecha de inscripción : 29/01/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: La solitude de la brebis.

Mensaje por Invitado el Dom Ene 31, 2016 6:31 am


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.