Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Closer +18 [ Cambio de botón ― Élite ]
Hoy a las 4:21 am por Invitado

» Sweetness & Seduction [Búsqueda]
Ayer a las 10:12 pm por Rose Parker

» Viktor Stracci || ID
Ayer a las 11:25 am por Viktor Stracci

» Normas del Foro [Continuación de firmas]
Ayer a las 10:23 am por Viktor Stracci

» Woodstock Records ↯ Afiliación Normal (cambio de botón)
Sáb Oct 21, 2017 3:17 am por Invitado

» Registro de Trabajos [Para Pets y Amos]
Sáb Oct 21, 2017 2:15 am por Jayden Williams

» Registro de Físicos y Token.
Sáb Oct 21, 2017 2:08 am por Jayden Williams

» Jayden Williams [ID]
Vie Oct 20, 2017 11:38 pm por the Astronaut

» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Jue Oct 19, 2017 12:39 am por Invitado

» Alexandra Ivanov - ID
Miér Oct 18, 2017 9:08 pm por the Astronaut

» Buscando ~
Mar Oct 17, 2017 3:24 pm por Lorna

» One of One [Élite]
Dom Oct 15, 2017 3:01 am por Invitado

» Busqueda- ~~ Cordelia- La voz cautiva.-
Vie Oct 13, 2017 8:14 pm por Cordelia

» Dejame tomar tu sangre || Girlycard Tepes ID
Vie Oct 13, 2017 2:22 am por the Astronaut

» Dew
Vie Oct 13, 2017 12:12 am por Daeron Sírfalas

afiliados

Hermanos

Directorio


Élite

Devil Within +18

Rolling Thunder!

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Rolling Thunder!

Mensaje por Nishinoya Yuu el Lun Ago 08, 2016 6:23 pm



Nishinoya Yuu

Datos Básicos


Edad: 17 años reales y aparentes
Raza: Dragón
O. Sexual: Demisexual
Empleo: Estudiante y jugador de voleibol
Nacionalidad: Japonesa

Descripción Psicológica



psicología:

Si se le preguntara a Nishinoya (o Noya como todos le llaman) cómo debería definirse ya habrías recibido una expresión de desconcierto (de ser así no lo tomes a mal, las cosas de describir a lo literario no son su fuerte, y esconder emociones fuera de sus partidos de voleibol tampoco). Si eres alguien en quien se haya fijado antes se habría emocionado y hubiera soltado algo muy alejado de la realidad, al estilo de una historia épica de un hombre contra el mundo. En cualquier caso, acabarías por no recibir una respuesta muy clara, y quizás es que en el fondo, no podría darla.

Apartando su propia opinión, hay unos cuantos detalles sobre su personalidad que puede que te resulten de interés y te ayuden a comprenderlo algo mejor:

Es alguien lo bastante impulsivo como para que la primera parte de esta descripción sea tan cierta y sincera como libre de maldad o dobles intenciones. Tan pronto un pensamiento o emoción se instaura en la cabeza del chico, ésta se encarga de propagarlo al resto del cuerpo, y lo hará reaccionar en palabras, gestos y expresiones marcadas y poco medidas. A excepción de un par de situaciones concretas, el temperamento del chico no parece dar lugar para términos como la premeditación, la paciencia o la cautela. Si algo le encanta lo hará saber de inmediato, si algo le desagrada actuará de la misma manera sin intención de dañar a nadie. ¡Es muy difícil controlarse cuando las emociones te vienen como potentes torrentes!

Porque no hay mejor metáfora para resumir cómo parece funcionar todo en la cabeza de Noya que esa: un torrente muy potente. Todo lo que el chico vive parece hacerlo con intensidad, sin medias tintas. Es el estilo de vida que mejor lo define, y por cómo disfruta cada minuto de su vida no parece estar arrepentido por ello o planear cambiarlo. Como dragón que es, a pesar de su notoria juventud, se le adivina con esto ese toque poderoso que tan bien caracteriza a su especie. Como contraparte menos imponente (además de su altura, que hace que para algunos pueda costar un poco más tomar en serio cualquiera de estas acciones) está la de cuando su aparente pasión por gesticular de más lo lleva a realizar movimientos exagerados al estilo de un buen shonen de acción, a los que puede llegar a dar hasta nombre propio, para realizar cualquier acción cotidiana y con los mismos resultados que alguien que la haga sin tanto alboroto de por medio.

Con esta filosofía que él mismo parece haberse impuesto se presenta alguien que en la gran mayoría del tiempo aparecerá ante todos con una gran sonrisa y mucha energía por derrochar. Nada parece echarlo atrás o conseguir que se rinda, su tenacidad y determinación no parecen tener fin, aunque por el camino sí pueda enfadarse unas cuantas veces si le dan motivos y demostrarlo. Una vez ha fijado un objetivo se implicará hasta el final en cumplirlo, incluso si se trata de uno en el que deba dar lo mejor de sí para dejar el papel protagonista a los demás.

Que no suela pasarse el tiempo inmerso en profundos pensamientos o ideas ni le guste hacer algo así, no significa que no sea consciente de ciertos aspectos que un buen número de personas pasarían por alto. Posee una astucia natural que le permite deducir con total y aplastante lógica cuestiones como por ejemplo los puntos fuertes y débiles de cada persona que le rodea si se dedica a observarlos, aunque esto no suele hacerlo de no ser necesario. No se trata de algo mágico ni sobrenatural, ni es capaz de adivinar las habilidades extraordinarias de cada ser ni cómo herirlo en caso de una pelea. Su campo de atención está muy alejado de esto. Noya, como persona que sirve para unir a un equipo y darles completo soporte, puede deducir otra clase de datos mucho más básicos y mundanos, pero no menos importantes si se mueven por el terreno correcto. Como él nunca planea ser el protagonista con luz propia y considera que es algo que no está a su alcance si se compara a las extraordinarias criaturas poderosísimas que suelen rodearle, siempre y cuando esté metido en un equipo y se motive e involucre en él se dedicará a observar al resto y con la combinación de habilidades físicas naturales y personalidad, ver qué pueden aportar cada uno y de qué manera podría llegar a ayudarlos en caso de tener opciones para que eso suceda. Sólo de este modo puede forjar sus propios movimientos y amoldarlos para ser la persona más indicada para que, desde la retaguardia, pueda colaborar en que su equipo sea siempre el mejor. Cuando sus progenitores se percataron de este aspecto de su personalidad respiraron con alivio, pues es la primera señal de que posea esa sabiduría que se supone hereditaria en todos los dragones y aunque no por ello fueran a querer a su descendiente, en ocasiones su extrema espontaneidad y pocas ganas de cultivar su lado académico les había comenzado a preocupar.

Si a todo lo anterior debemos sumarle sentimientos como el afecto que pueda sentir a sus amigos o persona especial -el día que esto llegue. Por ahora su experiencia en el amor es nula. No suele tener mucha suerte con el género contrario- da como resultado a alguien leal que haría lo que fuera por cada uno de ellos. Son los únicos por los que parece tener el cuidado suficiente como para controlarse en según qué cosas si sabe que pueden resultar heridos por el camino. Siempre y cuando ellos se quieran dejar ayudar, Noya demostrará tener una alta sensibilidad a los temores, miedos e inseguridades de su círculo de amistades.

Falta explicar las situaciones especiales que hacen que toda esta montaña de confianza, intensidad y energía que es el chico parece esfumarse. La primera es cuando le toca tratar personas que no estén involucradas en sus círculos sociales habituales y no tenga ningún tema de conversación aparente para mantener con ellas o forma de saber cómo enfrentar una charla. Ese primer acercamiento le supondrá un reto en el que tanto sus palabras como sus gestos no verbales se tornarán abruptos, cortos y más toscos de lo habitual. Luego hay posibilidades de que una vez haya dicho lo necesario salga corriendo.

Por último y para terminar de explicar excepciones, es digno de mención el cambio de actitud que adopta una vez comienza un partido de verdad de voleibol, deporte que practica desde hace años en la posición de libero. Toda risa o gesto frívolo y descerebrado desaparece por completo una vez el juego da comienzo para dar lugar a lo que parece ser el templo de sabiduría, concentración, seriedad y perseverancia que quizás llegue a ser unos siglos más adelante. Esta actividad parece ser la única que saca del dragón las mejores cualidades que todos sus mayores esperan de él. Por algo se trata de su mayor pasión en la actualidad y por la que todavía siente que tiene un largo camino por recorrer.

gustos:


(>uo)b Los dulces Gari-Gari Kun. Es su comida favorita por mucho.
(>uo)b Los uniformes escolares femeninos que se emplean en su instituto porque resalta más la belleza de ellas y el masculino porque su color es genial.
(>uo)b El voleibol. Para Noya es mucho más que una simple afición.
(>uo)b Que alguien sea capaz de considerarlo un senpai y alguien mayor a respetar. Debido a su altura no suele darse a menudo.
(>uo)b Las películas de acción, cuanta más acción contengan mucho mejor. Cada vez que ve alguna escena emocionante suele chillar en mitad proyección dejándose llevar por las emociones.

disgustos:

(`Δ´)! Perder un partido. Si siente que él ha fallado en algo el efecto se multiplica.
(`Δ´)! La asignatura de literatura contemporánea. Es la que peor le resulta.
(`Δ´)! Tener que esperar por algo que sabe que podría cambiar o suceder en ese instante. Puede ser bastante impaciente.
(`Δ´)! Su altura no le desagrada como tal, y ha aprendido a aprovechar al máximo sus capacidades actuales, sin embargo nunca está de más contar con más aptitudes para hacer ganar a su equipo, y de medir un poco más...
(`Δ´)!Ser tomado como alguien de edad inferior a la actual debido a su altura. Su molestia aumenta si llegan a confundirlo por alguien de primaria como ha sucedido ya en alguna ocasión.

Descripción Física



Un chico de físico tan intenso como su carácter. Sonrisa encantadora, enorme y perfecta. Atlético y de rasgos salvajes. Nishinoya no es alguien que se pueda olvidar una vez tus ojos hayan reparado en él…aunque quizás tarden unos segundos en enfocarlo si miran hacia la dirección equivocada. Cuando se habla de alguien cuya pasión es el voleibol la gente suele tender a mirar hacia arriba, en búsqueda del gran adolescente fuerte y alto que suele cumplir con ese perfil, y así los 159 centímetros del dragón pueden llegar a pasar desapercibidos, como si no existieran.

Pero ahí están, y Noya ha hecho de ellos lo mejor posible para poder ser alguien extraordinariamente apto en la actividad a la que más tiempo le gusta dedicar.

Dado que la fuerza bruta queda descartada en él en su forma de humano (y jugar a voleibol como dragón no es posible hasta donde el muchacho sabe), el entrenamiento al que se ha sometido durante varios años se ha centrado en aumentar su velocidad, flexibilidad y resistencia. Su figura está torneada bajo el poder del ejercicio constante, pero no para incrementar su masa corporal en exceso; eso sólo lo acabaría por ralentizar. Músculos fibrosos, sin un ápice de grasa, lo acompañan en cada movimiento y hacen que se rompa cualquier estereotipo sobre la debilidad de la gente de baja estatura. Estructura equilibrada en su conjunto. Quien sólo puede ver un niño en él seguro que no se ha detenido a contemplar lo que sus ropajes esconden.

Su rostro es el segundo factor que puede llegar a confundir sobre su edad. No es algo exactamente infantil ni su expresión denota ingenuidad, pero tampoco representa el de alguien que está acercándose al camino de convertirse en adulto. Su mirada es afilada, viva y muy brillante, y los enormes y rasgados ojos de iris chocolate que la acompañan la convierten en algo lo bastante vibrante como captar la atención por sí misma, y sin embargo el resto de elementos consiguen ser al menos igual de llamativos. Sus cejas son cortas y combinan a la perfección con la forma rasgada de lo nombrado anteriormente con esa inclinación hacia arriba tan pronunciada, enfatizando más los rasgos semi-felinos del chico, aun cuando su raza no tiene nada que ver con estos animales. Nariz respingona y boca del tamaño adecuado para mostrar una radiante y gran sonrisa cada vez que la ocasión lo amerite (que serán unas cuantas, muchísimas, con los estándares marcados por su personalidad) o sea necesario. Para que este efecto sea total su dentadura permanece impoluta, cuidada y muy blanca, al igual que su piel, que sin caer en lo pálido, se conserva clara, y gracias a la dureza extra que le proporciona su especie que lo libra de las pequeñas cicatrices o marcas que pueda dejar el día a día, sin imperfecciones visibles. Su cabello al natural y sin los arreglos que él mismo le da sería sin ninguna duda lo más normal y mediocre, pero una mente con ideas como la de Noya no podía dejar pasar por alto algo así. Con el fin de darle a su cuerpo unos falsos centímetros eleva su corta cabellera todo lo posible con productos fijadores. Dado que no lo lleva largo, este arreglo no aporta un toque exagerado, pero sí da la idea ilusoria de que mide 10 centímetros más. Exactamente 10 centímetros. Unos pocos mechones de su flequillo se salvan de esta fijación extrema y caen libremente hasta más o menos mitad frente, pero a cambio los lleva siempre decolorados, contrastando por completo con el tono oscuro real, un color entre el marrón muy oscuro y el negro.

Cuando no se le ve con ropa deportiva o el uniforme escolar o de gimnasia, el estilo de vestir de Noya cae totalmente en lo informal y despreocupado. Su única misión en cuanto al cuidado de su apariencia se centra en la altura, y sus prendas poco tienen que ver en ello. Escogerá sus prendas antes por la comodidad que por la estética.

Historia



La vida de este chico no ha sido algo que merezca un relato propio. Sus familiares se han encargado de darle una vida lo más feliz posible. No quieren que sufran lo mismo que ellos debieron ver antes de poder ser ciudadanos libres, pues durante varios siglos se vieron maldecidos con la carga de ser mercancía del mercado negro.

Sus padres, tíos y abuelos cuentan con muchos siglos a sus espaldas y han experimentado los horrores y pérdidas suficientes como para querer alejar a sus descendientes de todos estos recuerdos dolorosos. Hasta dos de ellos, el padre y el abuelo en cuestión, estuvieron cerca de fallecer mucho tiempo atrás en la lucha por escapar de las garras de sus captores. Sólo la intervención de dos seres de extraordinaria generosidad y fortaleza pudieron salvarlos, y aunque nunca más volvieron a encontrarlos, fueron como un rayo de luz entre toda la basura que en ese momento les parecía el planeta, y parte de su inspiración para luchar todo lo posible para mejorar sus vidas.

Finalmente, trabajando en conjunto con otras criaturas mágicas con las que compartían prisión consiguieron la fuga por la que tanto habían batallado, y tras una temporada de búsqueda de trabajo y medios económicos por los que mantenerse, obtuvieron una vida estable y cómoda. Fue ahí cuando se decidieron a tener su pequeño legado en el mundo, y diecisiete años atrás por fin cumplieron todos sus requisitos: Nishinoya Yuu vio la luz del sol por primera vez en un ambiente resplandeciente y alegre, libre de preocupaciones. Poco a poco, a medida que fue creciendo y fue descubriendo que existía también otra clase de realidad no tan amable en la que muchos miles estaban involucrados y la sufrían todavía, mezclada con censurados relatos que escuchaba sobre el pasado de sus familiares adultos, fue comprendiendo el sacrificio que los más mayores habían realizado por él, que él podía ser feliz gracias a que ellos habían trabajado todo lo posible en que no pudiera ser de otra manera, y desde la retaguardia. Que sin privar al dragón de ser el protagonista de su propia vida, ellos siempre estarían a sus espaldas, cuidándolo. Este hecho marcó mucho la personalidad del por entonces niño casi adolescente. Su falta de altura y fuerza evidentes desde sus primeros años lo habían llegado a creer que quizás no servía para nada, que su vida no estaba destinada a ser algo importante. Desde que la historia de sus mayores conectó en su cerebro comprendió que hay más de una manera de brillar, marcar una diferencia y hacer que tu tiempo sea algo que valga la pena vivir, tanto para ti como para los que te rodean. Que en la historia siempre ha sido necesario que los protagonistas que la relatan tengan un gran apoyo justo detrás, y que sin ellos, no habría historia que contar.

Cuando descubrió el voleibol un poco más adelante y la posición de libero todo terminó de cobrar sentido para él. Cuando sus brazos bloquearon una pelota por primera vez sintió que los primeros pasos de su vida habían sido dados.

Esta pasión lo ha acompañado hasta la actualidad, incluso cuando un año atrás tuvo que comenzar su vida de cero en otro lugar, con nuevas amistades que forjar y un nuevo equipo en el que inscribirse, tras la decisión de los mayores por mudarse a Loving Pets. Cada vez más sus padres intentan ejercerle presión para que dedique una parte de su tiempo de entrenamiento a desarrollar las nimias habilidades propias de su raza que han empezado a asomar, pero siempre respetando su libertad de acción, el valor por el que tanto han estado batallando, y es debido a esa libertad que Noya…siempre antepone cualquier actividad de voleibol y no parece que vaya a cambiar de parecer con facilidad.



Datos Extra



Poderes:
-Puede cambiar su apariencia de humano a dragón y viceversa. En su forma dragón y dado su juventud tiene un cuerpo de apenas un metro y es de un llamativo color negro azabache. Cambiar entre un cuerpo y otro de todas maneras le resulta agotador si trata de hacerlo demasiadas veces y después de diversas pruebas ha confirmado que su límite para poder cumplir bien con el resto de funciones y mantenerse en forma tras ellos es de tres transformaciones (ya sea de humano a dragón o de dragón a humano, cada una cuenta por igual) al día. Al final, y por comodidad para desenvolverse en el mundo que lo rodea, prefiere usar siempre que le sea posible su cuerpo humano y deja su otra forma solo para casos de extrema necesidad.

-Su elemento afín es la electricidad y algún día podrá emplear extraordinarios poderes con ella. Dado su edad sus poderes mágicos apenas han comenzado a despertar. Sus progenitores estiman que necesitará al menos treinta años más hasta que conformen alguna clase de peligro real frente a un contrincante de naturaleza mágica, pues su familia es de desarrollo lento pero con grandes resultados. Por ahora y por muchos años más lo único que de vez en cuando consigue hacer es que salgan unas pequeñas chispas eléctricas a su alrededor durante unos segundos que apenas valen como efecto decorativo muy “cool”, y de llevar su cabello suelto elevarlo por unos instantes por el efecto de la estática. A pesar de todo y para sumarle a lo inútil de su “magia” el porcentaje de éxito que consigue con esta habilidad hoy en día es de un veinte por cierto. No sirve para nada ofensivo ni defensivo.

-En su cuerpo humano se advierte una dureza ligeramente superior en su piel, aunque cualquier arma podría atravesarla con más o menos facilidad y su utilidad se ciña a los golpes y roces más superficiales. En su forma dragón su dureza se incrementa bastante y es capaz de resistir los impactos de piedras de hasta treinta centímetros sin sufrir apenas dolor por ello, pero sigue siendo frágil a cualquier arma punzante de materiales tan duros como el hierro en adelante.


Debilidades:
-Es débil contra el elemento tierra, y cualquier ataque infligido con éste surtirá el doble de daño en él.

-Aunque su rango de vida pueda prolongarse hasta cuatro o cinco siglos por cuestiones de la raza su mortalidad es la misma que la de alguien normal si es provocada o causada por cualquier factor físico como un arma o un accidente. No tiene ninguna clase de poder regenerativo especial y su defensa con su cuerpo humano, más allá de lo entrenado sin factores mágicos, es la misma que la de cualquier otra persona.
_________________________

-Una vez su cuerpo alcance la madurez su envejecimiento se detendrá, o avanzará a una velocidad casi equiparable con ese término. Dado su raza será alguien muy longevo.

-Por ahora el mejor uso que le ha dado a ese tonto poder de las chispas es al de recibir la pelota al grito de “Rolling Thunder!” de vez en cuando, movimiento propio y original, con nombre registrado –no en realidad, pero no le gustaría saber que alguien está tratando de plagiarlo- que consiste en recibir la pelota normal mientras grita el nombre de la técnica con pasión. Si todo fuera perfecto, el efecto añadido de las chispas incrementaría su genialidad un 200% (el resultado en efectividad sería el mismo que sin las chispas), pero esto casi nunca consigue ser así y ya está casi resignado, aunque las pocas ocasiones donde tiene éxito enfatiza aún más su pose heroica al finalizar, como si acabara de realizar una hazaña el triple de difícil. En ocasiones la finalidad del Rolling Thunder es la de subir la moral a su equipo, aligerar y distraerlos de sus pensamientos oscuros o motivar a aquellos que todavía crean que es algo especial de verdad a realizar sus propias piruetas y movimientos especiales, por lo que en parte su función heroica tiene una base real.

-Su obstinación para parecer más alto gracias a su peinado lo lleva a usarlo incluso en ocasiones tan inútiles como el dormir si no está solo. El único momento donde en público se le puede ver con su peinado natural es cuando todavía permanece mojado tras algún baño o ducha.

Nombre original del personaje: Nishinoya Yuu
Anime/manga/videojuego del que proviene el personaje: Haikyuu!!






Kasasagiro Club!:


mi kouhai es tan cooool. ¡GRACIAS HINATA!:
Nishinoya Yuu
avatar
General
Amo




Mensajes : 176

Fecha de inscripción : 08/08/2016

Volver arriba Ir abajo

Re: Rolling Thunder!

Mensaje por Faolan Stiefel el Lun Ago 08, 2016 6:45 pm



Faolan Stiefel
avatar
General
Amo


Mensajes : 521

Fecha de inscripción : 01/01/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.