Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Jayden Williams [ID]
Hoy a las 8:12 am por Jayden Williams

» Naruto Rises (Afiliación Elite)
Ayer a las 12:39 am por Invitado

» Alexandra Ivanov - ID
Miér Oct 18, 2017 9:08 pm por the Astronaut

» Buscando ~
Mar Oct 17, 2017 3:24 pm por Lorna

» Normas del Foro [Continuación de firmas]
Lun Oct 16, 2017 7:36 am por Jayden Williams

» One of One [Élite]
Dom Oct 15, 2017 3:01 am por Invitado

» Busqueda- ~~ Cordelia- La voz cautiva.-
Vie Oct 13, 2017 8:14 pm por Cordelia

» Dejame tomar tu sangre || Girlycard Tepes ID
Vie Oct 13, 2017 2:22 am por the Astronaut

» Dew
Vie Oct 13, 2017 12:12 am por Daeron Sírfalas

» Auckland RPG || Afiliación normal
Jue Oct 12, 2017 7:42 pm por Invitado

» Busco a mi amo y quien sabe que pueda ocurrir ¿Me adoptas?
Jue Oct 12, 2017 5:30 am por Yomi Giou

» Temas de rol libres
Miér Oct 11, 2017 11:48 am por Rose Parker

» Plus Ultra Academy [Afiliacion Normal]
Mar Oct 10, 2017 1:03 am por Invitado

» Catálogo de Pets y Androides [Registro Obligatorio]
Jue Oct 05, 2017 6:04 am por Ice Bear

» Registro de Físicos y Token.
Jue Oct 05, 2017 4:57 am por Francisco Escobar

afiliados

Hermanos

Directorio


Élite

Devil Within +18

Old Wolf

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Old Wolf

Mensaje por Abel Melville el Lun Mayo 29, 2017 10:21 pm



Abel Melville



Datos Básicos


Edad: 72 reales / 47 aparentes aprox.
Raza: Licántropo
O. Sexual: Bisexual
Empleo: Dueño de una pensión
Nacionalidad: Canadiense

Descripción Psicológica



psicología:
En apariencia taciturno y calmado, pasa la mayor parte del tiempo ocupado en sus propios pensamientos, aunque no por ello descuida lo que acontece a su alrededor. Él es un observador atento, que estudia el entorno y a los que se encuentran en el tablero de juego, pero que mayormente decide no implicarse y permanece como espectador. Conoce bien cómo funciona el mundo y su gente, mas a él no le agrada situarse en ningún bando, intentando conservar su neutralidad tanto como le sea posible.

Su colección de cicatrices habla de una vida no exenta de conflictos, pero que parece haber quedado en el pasado. Quizás por la edad se ha vuelto pacífico a pesar de su aspecto, o precisamente debido a éste no necesita de más medidas disuasorias para los individuos con ganas de molestar. No es como si se fuera a quedar de brazos cruzados ante una situación de peligro para él o alguien que le importe, pues sigue haciendo respetar su territorio, pero no será el primero en lanzar la piedra.

Es posible que sorprenda tratándolo de una forma más personal. Abel es educado, atento y cuidadoso respecto a los demás, debido a que es consciente del daño que puede causar, de lo frágiles que son las personas. Sin embargo, se resiste a ser el protector de nadie, a que puedan contar con él más allá del trabajo o un pequeño favor puntual. Dará un consejo si se lo piden, pero por nada quiere que dependan de su ayuda o saber de la vida de otros hasta el punto de que le afecte.

Sin lazos, así es como él desea vivir, aunque a veces la soledad se le hace pesada. Hay momentos, compañías, que le llevan a dudar de su decisión, pero antes de cometer lo que para él sería un error pone distancia, tanto física como emocional, para regresar a su zona de confort, donde no hay espacio para nadie más.  

Habla muy poco de sus sentimientos, y aún menos de su pasado. Le resulta incómodo que alguien trate de entrometerse en sus asuntos, por lo que su respuesta puede ser más fría y tajante que de costumbre si le insisten.


gustos:

  • Encuentra belleza en las cosas delicadas, como las flores, la papiroflexia y las aves de menor tamaño.
  • Dejarse mojar por la lluvia. Cuando no hay nadie cerca se pone a su merced, dejando que empape sus ropas.
  • Los sabores oscuros y fuertes, como el café, la cerveza tostada, los puros.
  • Cuando tiene tiempo le agrada leer. Más concretamente, tiene los estantes llenos de literatura erótica y romántica, y algunso de novela histórica.
  • Sentarse en un lugar silencioso y mirar al horizonte. Lo que más le gustan son los amaneceres en invierno y los días nevados.
  • Los caballos, aunque nunca ha tenido uno.
  • Puede sonar un poco extraño, pero le gusta tejer. Es algo que encuentra relajante.
  • Hace algunos años escuchó a una artista que tocaba el koto y quedó maravillado. Desde entonces se ha interesado por la música tradicional japonesa.


disgustos:

  • Despertar por culpa de ruidos fuertes. Hace que se levante de mal humor.
  • Sabe que es necesario, pero no le gusta encargarse de las tareas del hogar, en especial de lavar los platos.
  • En exteriores o lugares públicos no le molesta, pero detesta que una casa o lugar de descanso sea ruidoso.
  • Viajar en avión. Siempre que le es posible utiliza otro medio para trasladarse, aunque le lleve más tiempo.
  • Cualquier mención o recuerdo que lo haga detenerse a pensar sobre su pasado.
  • Aunque le gustan la mayoría de las aves, odia los loros. Le parece que son escandalosos y que tienen muy mal genio.
  • Tener que comunicarse por internet.


Historia



Abel proviene de un clan de licántropos bastante numeroso de Saskatchewan, Canadá. No llegó a ostentar el puesto de alfa ya que al enfrentarse contra el resto de candidatos era todavía demasiado joven como para tener alguna oportunidad contra los otros que se encontraban en el mejor momento de su madurez y en excelente forma física, pero su potencial le llevó a ocupar años más tarde el rango de centinela, vigilando parte del territorio del clan para evitar la incursión de visitantes hostiles. Su papel como protector le llevó a ser bien considerado entre los suyos, y a medida que fue madurando se convirtió un ejemplo a seguir para los más jóvenes.

Por esa época Abel era un idealista convencido de que podían convivir con otras especies, tal vez porque en sus patrullas había tenido la oportunidad de conocer a viajeros que despertaron su interés. Basándose en lo que había visto, le costaba encontrar justificación al miedo y el odio de sus semejantes hacia los extraños, y más de una vez propuso ante el consejo que iniciaran relaciones comerciales con los pueblos humanos cercanos, a fin de mejorar la calidad de vida del clan y de formar lazos que en un futuro podían volverse sólidos. Todas y cada una de las veces rechazaron sus ideas, algo que él aceptó, pero su mensaje había calado en algunos jóvenes descontentos con la mentalidad cerrada de sus líderes y su apego a las viejas tradiciones.
A escondidas de todos, incluido Abel, un pequeño grupo decidió adentrarse en territorio humano sin pararse a pensar en las reacciones que causarían dejándose ver como lobos, ignorando por completo cualquier medida de precaución. Como es natural, los humanos reaccionaron con alarma y miedo, tomándola a tiros contra la manada de bestias salvajes que había aparecido de la nada. Las heridas no fueron letales, pero sí suficiente para enfurecer a los miembros más conservadores del clan, que pretendían organizar un baño de sangre para vengar la afrenta. Abel se encaró a ellos, queriendo hacerles entrar en razón, pero lo acusaron de ser el culpable de meter ideas peligrosas en las cabezas de los jóvenes. El alfa, que era consciente del riesgo que asumirían en caso de ir contra los humanos, quiso evitar esa opción, pero un castigo era necesario, de modo que tomó a Abel por el cuello y lo arrastró hasta el centro de la reunión para darle una lección a base de golpes. Allí, ante los ojos de todos, sin oportunidad de defenderse, fue humillado y reducido sin ninguna piedad. Apenas respiraba cuando el alfa terminó con él y ordenó que lo abandonaran fuera de sus fronteras para que muriese en agonía. Milagrosamente, Abel sobrevivió, aunque no se recuperó por completo de esas heridas, conservando para siempre la marca de la vergüenza en su rostro, el recordatorio de que había sido repudiado por su propio clan y ya no tenía hogar al que volver.

Desde entonces se prometió que no se ataría a nada ni a nadie, que solo lucharía por conservar la libertad que tan cara había pagado. Sin nadie que le impusiera qué hacer ni con quién relacionarse, se dedicó a conocer las ciudades humanas, sus costumbres, y a aprender a hacerse pasar por uno de ellos. En esas décadas fue engañado más de una vez, pero a base de experiencia fue comprendiendo cómo funcionaba el despiadado mundo de los humanos, y adaptándose. Pasó por muchas ciudades y trabajos, viajó a otros países, hizo nuevos contactos. Empezar una y otra vez su vida desde cero no era ningún problema.
Con el tiempo, valiéndose de medios no del todo legales, pudo conseguir papeles que lo acreditaban como Amo, lo que le hizo las cosas un poco más fáciles.

Sus razones para tomar, hace ya dos años, un barco rumbo a Loving Pets no difieren mucho de las usuales: probar en un nuevo sitio si las cosas le iban mejor.

En la isla encontró trabajo pronto, siendo poco quisquilloso a la hora de elegir, hasta que hace unos meses consiguió que un prestamista le diera un crédito para poder abrir una pensión. Lo que él no sabía, pero debería haber sospechado dadas las facilidades que le dieron desde un primer momento, es que el asunto no era tan limpio como pensaba. Resultó ser que el prestamista trabajaba para un clan yakuza, el cual estaba encantado de confiarle esa pequeña suma a Abel siempre que la devolviera… con unos intereses añadidos, claro está.


Datos Extra



Tiene dos transformaciones, una de un lobo muy grande y robusto y otra de una bestia de rasgos tanto homínidos como lupinos. Ambas están cubiertas de un denso pelaje gris, y se le distingue de otros de su especie por la cicatriz en el ojo izquierdo. Aparte de su fuerza sobrehumana, adquiere una velocidad superior a la que tiene en su aspecto de hombre.

En su forma humana sigue conservando bastante fuerza y resistencia propias de su naturaleza, siendo capaz de recibir más daño antes de quedar incapacitado.

Su capacidad de regeneración deja mucho que desear comparándola con la de otros licántropos. Puede sobrevivir a heridas que pondrían en peligro la vida de un humano, pero éstas sanan lentamente, y no por completo, dejándole secuelas como cicatrices, dolores o menor movilidad.

El mínimo contacto con la plata le quema la piel. Un proyectil de este material directo a su corazón o cerebro sería suficiente para matarlo.
Un zarpazo de su antiguo alfa le hizo perder por completo la visión del ojo izquierdo. Debido a ello tiene cierta dificultad para la percepción en profundidad, además de carecer de vista periférica de ese lado.

Nombre original del personaje: Motochika Chōsokabe
Anime del que proviene el personaje: Sengoku basara


Abel Melville
avatar
General
Amo


Mensajes : 42

Fecha de inscripción : 29/05/2017

Volver arriba Ir abajo

Re: Old Wolf

Mensaje por the Astronaut el Lun Mayo 29, 2017 11:46 pm



the Astronaut
avatar
Administrador
Amo




Mensajes : 241

Fecha de inscripción : 12/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.