Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
afiliados

Hermanos

Sailor Moon Sacrifice

Directorio


Élite

counting ★ stars Little FearsWithout Place

Cold eyes, warm heart — Finalizado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Cold eyes, warm heart — Finalizado

Mensaje por Kalyna Shadowsong el Dom Abr 15, 2018 5:03 am



Kalyna Shadowsong



Datos Básicos


EDAD:  183 Reales y 22 Aparentes
RAZA: Dragona de hielo
O. SEXUAL: Homosexual

Descripción Psicológica

Psicología:
Es necesario recalcar que Kalyna es extremadamente orgullosa de sí misma y de su raza, incluso en su actual estado como mascota del mercado negro. Puedes ver a través de sus brillantes ojos celestes que te está menospreciando sin siquiera molestarse en disimularlo, así que debes demostrar la confianza suficiente si no deseas que luego te tome como blanco de sus molestas acciones. Sin embargo, no se mete en problemas ni muestra rebeldía ante el hecho de tener su libertad restringida, pues para ella el tiempo que lleva cautiva no es nada comparado con la esperanza de vida de los dragones. También tiene afán por mantener ordenado e impecable todo lo que pueda, comenzando por su propia apariencia física y siguiendo por su precario espacio dentro del mercado.

Tiene una actitud calmada, además de no ser del tipo que se exalta con facilidad. Incluso en situaciones de peligro o alto estrés mantiene la compostura, buscando con detenimiento las posibles soluciones al problema. Ha aprendido sobre los humanos tomando como referencia el reino de Gran Bretaña, adoptando la remarcada etiqueta social, los modales, tradiciones, el acento nativo e incluso, las supersticiones de aquel lugar. Sumada a sus años de experiencia y todos los conocimientos adquiridos, no es exagerado decir que es una persona brillante y refinada. Esto solo sirve para alimentar su ego, haciendo que vea a los demás como pequeños insectos que no merecen su tiempo, incluso sintiéndose ofendida si alguno trata de dirigirle la palabra o poner sus manos sobre ella.

Solo hay dos maneras de hacer que esta lagartija gigante cambie esa actitud prepotente. La primera es cuando se encuentra bajo órdenes de su amo/ama. En ese caso mantiene un profesionalismo impecable, mostrando un trato obediente incluso si se le pide realizar cosas que le desagradan. Será muy leal hasta el día que finalmente dicha persona prescinda de ella. Esto no significa que respete a la otra parte, o que realmente acepte ser tratada como un objeto. Es difícil de explicar por qué sucede aquello cuando debería ser sencillo quitarse de encima a su comprador, solo se puede decir que hay motivos ocultos surgidos años atrás.

El otro método es simplemente demostrarle que eres más que ella. No necesariamente en cuanto a linaje o poderes. Tal vez con tu valía, conocimientos o violencia; si logras que acepte su derrota, ante sus ojos serás lo mismo que un modelo a seguir, alguien digno de su respeto sincero. Y bueno, tal vez, y solo tal vez, si combinas adecuadamente ambos métodos puedas descubrir que ella todavía tiene una faceta más de su personalidad, una que hasta ahora nadie ha logrado presenciar.

Descripción Física


IIIIIIIV

Historia



Los inicios de su vida no tienen recuerdos memorables. Carece de una imagen materna y paterna, de algún familiar o siquiera conocido con su línea de sangre. Antes de que naciera ya había sido dejada atrás en una inhóspita cueva en medio de cierto paraje teñido por el blanco invierno. Pero no es que fuese abandonada por algún motivo especial, sino que dejar a las crías atrás resulta ser una práctica común entre ese grupo de dragones. Sin apoyo, tenía que arreglárselas para salir adelante siguiendo solo sus instintos más básicos. Aprendió a caminar para buscar alimento, aunque durante los primeros días solo probó un poco de nieve para calmar los llamados de su estómago. El ambiente no era malo, pues fuera del hecho que los ríos estaban completamente solidificados, todavía fue capaz de conseguir atrapar pequeños animales sin problemas.

De esa manera transcurrieron los años sin muchos cambios en la rutinaria vida de Kalyna. Ella se mudó de su antigua cueva debido a que con diez años de edad su tamaño se había quintuplicado y necesitaba instalaciones acordes al tamaño de su cuerpo. Sin embargo, en un día como cualquier otro, tuvo un encuentro que marcaría por completo su vida. Había salido a conseguir alimentos para su reserva, pero durante su cacería se topó con una figura peculiar, una que nunca antes había visto por su territorio. Era pequeña, delgada, cubierta de cuero de otros animales, con pelo únicamente por sobre la cabeza; sus ojos estaban tan claros como el arrollo en primavera, viendo directamente al dragón de hielo frente a ella. De su mejilla corría una línea de sangre y sus manos comenzaban a amoratarse la inclemencia del frío ruso, así que era como una liebre servida en bandeja de plata.

Tal vez porque notó que era vista como bocadillo de medio día, rápidamente llevó su mano a la cintura y sacó un arma de fuego, — ¡No te muevas! — exclamó ella sin miedo alguno a la par que apuntaba justo al cráneo de Kalyna. La dragona sintió la amenaza incluso al desconocer el idioma de la joven y adoptó una postura dominante, gruñendo con ferocidad. Si se tratase de otra criatura, la dragona no habría dudado en comérsela; sin embargo, no tenía referencia sobre los trucos que podía esconder la otra muchacha. Para cuando finalmente tuvo la convicción de acabar con su vida y se abalanzó contra ella, la joven soltó su arma y su cuerpo se desplomó hacia un lado, golpeando el blanco manto con un sonido sordo.

En su mente, la joven pensó que su desmayo le había convertido en el aperitivo del dragón, y fue por eso que se sorprendió al descubrir que todavía se encontraba vivita y coleando. Su cuerpo estaba mucho más cómodo, además que toda la sangre había desaparecido. Levantó la mirada con cautela, solo para encontrarse con los afilados ojos de la bestia que intentaba evitar. No gritó, tampoco volvió a tomar su pistola incluso aunque confirmó que todavía estaba bajo su poder. En cambio, se quedó en silencio esperando ver que sucedería.

Kalyna vio que estaba despierta y comenzó a olfatearla casi como lo haría un can, realmente se sentía curiosa por esa peculiar existencia, así que no lo trató como alimento, sino más bien como un juguete nuevo. Una vez que hubo satisfecho sus dudas temporales, le pasó un ciervo a medio devorar, insinuando que se lo comiese. Ante este comportamiento, la chica que luego se presentaría como Rebecca solo atinó a reír a carcajadas antes de caminar hacia la salida de cueva.  Kalyna creyó que quería huir, así que gruñó y puso la cola como obstáculo. — Solo voy a por leña. No creas que voy a comer esa carne cruda — Replicó mientras señalaba unas cuantas ramas cercanas...

Así, entre gritos inentendibles para la dragona y gruñidos desesperantes para la humana, ambas compartieron el espacio de la cueva por tres meses completos. Incluso con sus restricciones limitadas por la criatura, Rebecca todavía agradecía el hecho de mantenerse con vida, cazando en los alrededores y teniendo un techo caliente para soportar las temperaturas bajo cero. Sin que se dieran cuenta, las dos comenzaban a acostumbrarse a ese extraño e inexplicable modo de vida y el tiempo volvió a extenderse a un año completo, con todos los cambios que eso implicaba.

Kalyna lentamente aprendió las palabras que decía Rebecca, aunque no podía pronunciarlas por si misma. Eso solo hacía que se pusiera de mal humor, porque según su punto de vista, la muchacha no era una mascota para nada obediente. Por otro lado, Rebecca también le mandoneaba sin preocuparse por nada, la retaba a pelear aunque sabía que no ganaría e incluso le robaba descaradamente su comida. Vivía despreocupada, sospechosamente desligada de su pasado, del lugar de donde venía. Entre los motivos por los que apareció ese día bajo la nieve y por qué no se sorprendió al ver un enorme dragón, tampoco parecían ser de importancia en ese instante.

El tiempo, inexorable y fugaz, continuó avanzando hasta que se completaron los primeros cinco años desde su encuentro. Muchas cosas eran diferentes desde aquel entonces, comenzando de que el refugio ahora estaba vacío, ahora ambas vivían en una sencilla cabaña hecha de pino. El segundo detalle más importante es que Kalyna ahora cabía perfectamente dentro de un lugar de ese tamaño, después de todo, aprendió a cambiar la forma de su cuerpo por una más humanizada. Todavía quedaban detalles como las escamas y cola, además de medir 210 centímetros; sin embargo, cada día se acercaba más a la apariencia normal de un ser humano. Todo esto fue gracias a la ayuda de Rebecca, quien le iba explicando detalles que incluso ella como dragona desconocía.

Cuando finalmente adoptó su forma humana el año doce había llegado. En ese punto confesó abiertamente el amor que había desarrollado por Rebecca durante todo este tiempo. Dejó fluir un torrente de emociones sin contenerse un poco, sintiendo que la carga de estos últimos años finalmente se aliviaba. Por supuesto, la ahora no tan joven muchacha aceptó con alegría esas palabras, confirmando que también sentía lo mismo. Rebecca solía contarle historias sobre el resto del mundo, a veces exagerando un poco para sorprender a Kalyna, le habló de sus viajes, del accidente que la trajo hasta aquí, y del porqué decidió quedar después de todo. También le enseñó a cantar, a cocinar y todo tipo de cosas útiles que hasta ahora solo las podía hacer ella. La dragona estaba sorprendida por todo lo que escuchaba y le prometió que para cuando perfeccionase lo que le dijo, viajarían juntas por el mundo.

Sin embargo el viaje nunca se realizó, Rebecca falleció de leucemia luego de tres años. Kalyna no pudo hacer nada para evitarlo pues los síntomas jamás salieron a la luz. Lloró, gritó, rugió de la impotencia y dolor que sentía, se sumió en una tristeza absoluta que casi le cuesta la vida. Lo único que la rescató de ese pozo de oscuridad fue el recuerdo de una promesa, un deseo sin terminar que se aseguraría de cumplir a toda costa.

De esa manera es como parte de Rusia a los veinticinco años de edad y comienza a recorrer el globo en una maratón asombrosa. No dejó ninguna esquina sin ser visitada, incluso los pueblos más remotos a donde los vehículos comunes no tienen acceso. Le tomó varias décadas pero logró hacerlo, al menos hasta el punto de estar satisfecha; siempre volviendo cada año a visitar la tumba de su querida compañera.

Finalmente decidió instalarse en el Reino Unido, siendo más precisos en Inglaterra, donde vivió en absoluta libertad hasta cumplir 144. Sucede que durante sus viajes hasta Rusia fue vista por un grupo de personas que tiene como pasatiempo el capturar a criaturas como ella y ponerlas a disposición de gente adinerada. La esperaron donde siempre tomaba desayuno y aprovecharon sus descuidos para capturarla sin mucha dificultad. Así comenzó su historia con el mercado negro, siendo despojada de todas sus pertenencias y reducida a un calabozo oscuro donde difícilmente se podría llevar el control del tiempo. Estos hombres se las arreglaron incluso para limitar sus poderes, evitando cualquier inconveniente con ella.

Pasó muchos años sin saber demasiado sobre el mundo exterior, solo pudo poner un pie fuera cuando un acaudalado anciano mercader la compró. Ese sujeto era un bastardo deplorable de gustos retorcidos, uno al que Kalyna silenciosamente soportó hasta que finalmente murió por la edad. Ella creyó que todo estaba finalizado y su continuó con su vida como si nada; pero esas fechas coincidieron justamente con la fundación de una isla donde los animales eran humanizados, y otros seres con las mismas facultades también serían derivados allí.

Ella no pudo evitarlo, o mejor dicho, no quiso hacerlo. Se dejó capturar y fue transportada a Loving Pets, escondida nuevamente en un mercado ilegal a la espera de una nueva persona, una que realmente valiera la pena. Incluso hoy, si pasas los fines de semana por la casa de té del señor Katsumoto, podrás ver su figura aburrida disfrutando de su té negro antes de volver a su prisión. Tal vez seas tú por quien ella todavía aguarda...

Datos Extra

Gustos:
+ Adora la lectura por sobre muchas cosas.
+ Su bebida favorita es el té negro.
+ Los felinos... los que estaban antes del descontrol del suero.
+ Mantener todo ordenado.
+ Las personas verdaderamente inteligentes. No solo en cuanto a conocimientos, sino también respecto a su juicio crítico.

Disgustos:
- El llanto de los niños desencadena desesperación en ella.
- Los charlatanes y presumidos.
- A pesar de su raza y control elemental, no le gusta la nieve.
- Le desagradan las bebidas alcohólicas.
- Odia el contacto físico.

Poderes:
* Transformación a dragón: Siendo su forma verdadera, es capaz de convertirse por completo en un dragón de seis metros. Bajo esta forma puede volar y escupir rayos de hielo. También puede hacerlo de manera parcial; sin embargo, al mantener dos características distintas al mismo tiempo entonces la carga que soporta su cuerpo es mayor, pudiendo perjudicarla si se extiende demasiado.

* Cryokinesis: Su dominio elemental es el hielo, siendo capaz de crear, dar forma y manipular el hielo, congelar el agua hasta su estado sólido y reducir la energía cinética de los átomos, por lo tanto, siendo capaz hacer las cosas más frías, para diversos efectos y combinaciones. En su forma humana esta limitada al 30% de su capacidad real.

* Atributos físicos superiores: Debido a su raza posee fuerza y resistencia sobre humanas, siendo capaz de levantar hasta 300 kilogramos de peso. Su cuerpo soporta mejor los golpes, cortes y daños recibidos, además de tener una capacidad regenerativa leve. Sin embargo, su agilidad y demás no son sorprendentes.

* Dominio de cuchillos: A practicado hasta la maestría el dominio de estas armas, incluso pudiendo luchar con dagas y pequeños sables. Su truco destacado son las cuchillas voladoras, arte en el cual posee una puntería precisa y en ocasiones combina con el hielo.

Extras:
- Su apellido, Shadowsong, le fue dado por Rebecca. Surgió porque luego de aprender a cantar siempre tocaba temas como la muerte, así que fue bautizada como Canto sombrío.
- El plato de comida que más le gusta es el Ragú de conejo.
- Los ojos de Kalyna alternan de rojos a celestes según su estado de ánimo.
- Envejece con lentitud, pero su esperanza de vida no excede los 500 años.
- Sabe ruso, inglés (británico), japonés y español en un nivel fluido.
- Tiene un tatuaje que dice "Ginger" en el muslo derecho.
- Puede hacer variedad de nudos shibari

Nombre original del personaje: Izayoi Sakuya
Anime/manga/videojuego del que proviene el personaje: Touhou


Kalyna Shadowsong
avatar
General
Mercado Negro


Mensajes : 3

Fecha de inscripción : 14/04/2018

Volver arriba Ir abajo

Re: Cold eyes, warm heart — Finalizado

Mensaje por the Astronaut Hoy a las 3:07 am

  • Debes colocar la raza de tu personaje en el perfil.

  • Debes ser explícita de que llega al Mercado Negro, no a un mercado ilegal.

  • Transformación a dragón: Siendo su forma verdadera, es capaz de convertirse por completo en un dragón de seis metros. Bajo esta forma puede volar y escupir rayos de hielo. También puede hacerlo de manera parcial; sin embargo, al mantener dos características distintas al mismo tiempo entonces la carga que soporta su cuerpo es mayor, pudiendo perjudicarla si se extiende demasiado.
  • Debes añadirle un rango de uso al rayo de hielo, ya que no puede continuar eternamente. En un punto deben de detenerse. También describe a qué te refieres por rayo de hielo, ya que no se entiende específicamente qué es lo que hace. Así mismo, añádele sus debilidades respectivas como consecuencias de uso.

    Añade una altura máxima por la que puede volar.

    Explica a qué te refieres lo de "manera parcial", ya que no se entiende lo que quieres decir.

  • Cryokinesis: Su dominio elemental es el hielo, siendo capaz de crear, dar forma y manipular el hielo, congelar el agua hasta su estado sólido y reducir la energía cinética de los átomos, por lo tanto, siendo capaz hacer las cosas más frías, para diversos efectos y combinaciones. En su forma humana esta limitada al 30% de su capacidad real.
  • A todo ésto dale un rango de uso, ya que no puede transformar Todo lo que es líquido en hielo. Se te permite 1 metro de radio máximo. Indiferente a su apariencia. También debes añadirle un tiempo de uso máximo, además de agregar debilidades suficientes para compensar.

  • El dominio de cuchillos no es un poder, es una habilidad. Sepáralo.

Postea a continuación cuando hayas corregido, para avisar, y un administrador pasará en breve a revisar.
the Astronaut
avatar
Administrador
Amo




Mensajes : 410

Fecha de inscripción : 12/10/2015

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.