Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Buscando ~
Hoy a las 3:24 pm por Lorna

» Jayden Williams [ID]
Ayer a las 7:38 am por Jayden Williams

» Normas del Foro [Continuación de firmas]
Ayer a las 7:36 am por Jayden Williams

» Alexandra Ivanov - ID
Dom Oct 15, 2017 7:14 am por Alexandra Ivanov

» One of One [Élite]
Dom Oct 15, 2017 3:01 am por Invitado

» Busqueda- ~~ Cordelia- La voz cautiva.-
Vie Oct 13, 2017 8:14 pm por Cordelia

» Dejame tomar tu sangre || Girlycard Tepes ID
Vie Oct 13, 2017 2:22 am por the Astronaut

» Dew
Vie Oct 13, 2017 12:12 am por Daeron Sírfalas

» Auckland RPG || Afiliación normal
Jue Oct 12, 2017 7:42 pm por Invitado

» Busco a mi amo y quien sabe que pueda ocurrir ¿Me adoptas?
Jue Oct 12, 2017 5:30 am por Yomi Giou

» Temas de rol libres
Miér Oct 11, 2017 11:48 am por Rose Parker

» Plus Ultra Academy [Afiliacion Normal]
Mar Oct 10, 2017 1:03 am por Invitado

» Catálogo de Pets y Androides [Registro Obligatorio]
Jue Oct 05, 2017 6:04 am por Ice Bear

» Registro de Físicos y Token.
Jue Oct 05, 2017 4:57 am por Francisco Escobar

» Hola
Miér Oct 04, 2017 11:53 am por Gustav Sonnenschein

afiliados

Hermanos

Directorio


Élite

Devil Within +18

Just your every day items merchant. || Zacharie {ID}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Just your every day items merchant. || Zacharie {ID}

Mensaje por Zacharie Marchand el Lun Sep 01, 2014 9:42 pm



Zacharie Marchand


Datos Básicos

■ Edad: R: Desconocida. A: 21.
■ Raza: Ánima.
■ O. Sexual: Asexual.
■ Empleo: Mercante.
■ Nacionalidad: Francés.



Descripción Psicológica

■ Psicología:
Resulta extremadamente difícil explicar con exactitud cómo es la personalidad de un ser tan errático y variable como lo es Zacharie, considerando que sus actitudes varían según su físico. …No, seriamente, es muy difícil. …Parece que no entienden lo difícil que es. …Oh, pero igual debo hacerlo, ¿no? Well, crap.

Empezando por lo más externo, uno puede fácilmente notar que Zacharie es una persona muy amigable. Le resulta sencillo hacer bromas, ganándose el cariño de las personas de esa manera, aunque en realidad no lo haga con esa intención. Él solo quiere dinero. Sí, eso. Teniendo la profesión de mercante, los créditos se han vuelto una parte importante de su «vida», siendo su único motivo y razón de existir el conseguir más, aunque no tiene muy claro el porqué de esta necesidad. De cualquier manera, en ese aspecto (el laboral y que involucra el dinero que es tan preciado para él), puede comportarse de manera distinta. Sigue siendo igual de simpático con sus posibles clientes, siempre y cuando le compren algo, o traigan algún objeto interesante para vender. Detesta por completo a esas personas que solo están ahí “para mirar” su mercancía, los que lo llenan de esperanza, pero al final se van sin haberle dado la oportunidad de sacar siquiera un mísero centavo de sus billeteras.

En esos días en los que no tiene una buena venta y/o compra, su comportamiento cambia radicalmente. Se vuelve bastante impulsivo, constantemente persiguiendo a cualquier desafortunado que se cruce por su camino, mostrándole los productos que tienen para vender. Al principio se muestra muy amable, respetuoso en su forma de hablar, pero sin dejar de perseguir a la persona, por supuesto. Si luego de todos sus esfuerzos no logra vender nada, recurre a las palabras malsonantes, a los comportamientos erráticos y, en los peores casos, el hurto de cualquier cosa que pueda tener algún valor monetario. En algunos casos, robarles la ropa a algunas personas desafortunadas ha servido para que, al final de cuentas, las mismas terminen comprándole algo, con la esperanza de recuperar el calor de sus prendas, y que el maniático ese de la máscara los deje de molestar. Pero hey, si se logra vender algo, entonces no importa el método que se use, ¿cierto? …¿No? Oh.

De todos modos, si bien su necesidad por realizar al menos una transacción financiera en el día lo puede llevar a acciones no acordes con su comportamiento usual (en este caso, robo), no quiere decir que esté feliz con vivir lo mismo. Cualquiera que intente robarle, quitarle o tocar algo de su propiedad y sin su permiso, tendrá la dicha de ver el estado al que Zacharie detesta entrar, que es la ira. Como nunca suele preocuparse demasiado por las cosas, encontrar algo que lo enoje (que no sea perder dinero o no ganar nada) le resulta fastidioso, porque aquello se queda en su mente, por más que él no lo quiera así. Y de esa manera, tiende a perder los estribos, llegando incluso a cegarse por la ira si el caso es muy extremo, atacando a la persona involucrada en el problema y a cualquiera otra que se cruce en el camino.

Conoce muy bien este particular lado suyo, por lo que siempre evita cualquier problemática desapareciendo de la escena cuando le convenga, o simplemente ignorándolo. Si se le mira de ese lado, puede ser bastante egocéntrico, por ponerlo de alguna manera, tan solo pensando en salvar su propio pellejo y solo llevarse la mejor parte, pero esto no puede estar más alejado de la realidad. Se odiaría a si mismo si llegara a lastimar a alguien que no se lo merece, y por esa razón prefiere huir. Esa es la mejor manera que conoce de demostrar verdadero afecto a los demás.

Pero dejando eso de lado, y si entramos a un tema más agradable, es sencillo observar la tendencia que tiene esta alma para hacer bromas, algunas veces pesadas, a cualquier ser que pudiera llamar su atención. Ah, eso sí, le gusta hacer bromas, pero no que se las devuelvan, pues no conoce muy bien el dicho “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. En especial cuando usa la máscara de gato, sus acciones pueden cambiar a unas más afectivas. Es de los que se muestran cariñosos con cualquier conocido, amigo, o desconocido si está aburrido, sin importarle la reacción de los demás o lo que puedan decir. Estando con esa máscara, adora que lo traten como si fuera un felino, demostrando así la adicción que tiene con esta especie, y lo mucho que le gustaría ser uno.

Aunque constantemente esté dando muestras de afecto, o buscándolas cuando lo requiera, eso no quiera decir que realmente pueda llegar a sentir verdadero cariño por aquella persona. Le resulta terriblemente complicado aceptar ese tipo de sentimientos, llegando a pensar incluso que no necesita cosas como el amor, que es difícil de entender, que no sirve para nada, «viviendo» con esa lógica que no le permite confiar plenamente en nadie. También tiene que ver con un tema de poca confianza en sí mismo, temor por repetir los errores que cometió en vida, y por no ser capaz de ayudar o proteger a sus seres queridos. Por eso, aunque suele aparentar siempre ser una persona totalmente transparente, feliz, y amiguera, es un ser que oculta muchos secretos, inseguridades, y problemas, pero que no desea que esos detalles le prohíban «vivir» bien.


Fuu… ¿lo ven? Yo les dije. Es muy complicado explicar la personalidad tan bizarra de este tipo, ¡y en este texto me he saltado muchos detalles, solo porque ya me daba flojera seguir! Pero bueno, en ese caso lo mejor sería que vayas a conocerlo, para que te des cuenta por ti mismo lo extraño, pero quizás interesante, que es Zacharie.


■ Gustos:
▲ El dinero. No sabe por qué, pero lo necesita. LO NECESITA.
▲ El café. No lo necesita para ‘vivir’, ni tampoco provoca algún efecto en él, pero el sabor es lo que lo lleva a siempre tomarlo.
▲ Objetos únicos. Llaman su atención y son los que mejor se venden.
▲ De vez en cuando, hacer bromas pesadas; jugar con la gente.
▲ Es un amante empedernido de los gatos. Tanto así, que hasta tiene una máscara de gato que usa con regularidad.
▲ Ser tratado como un gato. Simplemente porque sí.


■ Disgustos:
▼ No vender nada. Lo pone de un humor horrible.
▼ Las rebajas. Ciertamente no cree que sirvan para nada bueno; solo para perder dinero, eso es.
▼ Que intenten quitarle la máscara. Los insistentes pagaran las consecuencias…
▼ Ser ignorado. Él si puede ignorar, pero a él no lo pueden ignorar.
▼ Los cumpleaños. La idea de dar un regalo… gratis… sin recibir dinero… no es de su agrado.
▼ El azúcar. Saborearlo le provoca nostalgia, al recordar su pasado, pero no por ello le desagrada el sabor. Son solo los recuerdos que le trae.



Descripción Física


El rostro suele ser lo primero que se observa al establecer contacto con alguna persona, siendo la base de la presentación personal, lo que marca las primeras impresiones. Sin embargo, en el caso de Zacharie, esto no es del todo cierto. No recuerda en que momento exacto empezó esa tendencia, pero ahora, el usar máscaras para ocultar su rostro le parece lo más normal del mundo. Siente que son una parte de él, cuando en realidad solo quiere esconder su verdadero rostro del mundo, después de todo, “el rostro es el espejo del alma”… Pero ese no es el punto aquí. En este momento, tan solo debo dar una breve explicación de cómo es su físico en general, ¿verdad? Entonces empecemos.

[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. Nombre raro pero el que mejor la describe. Es la que solía utilizar con más regularidad, ya que le daba una apariencia tranquila y amigable. Usualmente la usaba cuando estaba aburrido.
[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]. De nuevo, un nombre bastante obvio guiándose por la imagen. Desde hace algunos meses, empezó a usarla más frecuentemente, ya que (recordando su enfermizo amor por los gatos) utilizarla le hace sentir como uno, y cambia su forma de actuar a una más cariñosa.

Esas dos suelen ser las más usadas, pero tiene otra variedad de máscaras que reflejan el estado emocional que pueda tener en el momento. Cabe recalcar que, si su ánimo cambia en el medio de una conversación, por ejemplo, se cambiará a la máscara a la que refleje como se siente, haciéndose invisible por unos segundos para que las persona con la que conversa no vea su rostro. Y también, es válido decir que, si bien el material con el que están construidos estos objetos es desconocido (las consiguió en uno de sus miles viajes alrededor del mundo), estos tienen ciertas particularidades, como el de cambiar la intensidad de la expresión dependiendo de cómo se siente el sujeto. Por ejemplo, si tiene puesta una máscara con una expresión de tristeza, y se empieza a sentir deprimido, la máscara cambiara de expresión a una más trágica, incluso llegando a botar una sustancia negra por los orificios de los ojos, simulando lágrimas. Esto no solo funciona en él, sino en cualquiera que las utilice.

Hasta ahora solo he descrito la apariencia de su rostro según las máscaras que utiliza, y de seguro al menos uno se estará preguntando, ¿qué hay detrás de ellas? Ciertamente, déjenme decirles que su verdadero rostro es un misterio, pues, con el paso de los años, ha adquirido la habilidad de modificar esa zona de su cuerpo. Como ya mencioné a antes, no le gusta mostrar su rostro, por lo que, quizás por necesidad, lo modifica si es necesario. A aquellas personas molestas que osan quitarle el único objeto con el que puede ocultarse, les da un regalo especial: les muestra [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo].

…Bueno, no se asusten, no es como si así fuera en realidad. Y la verdad es que tampoco es mucho secreto lo que hay detrás de aquella mascara. ¿Quieren que les diga? Bueno… Solo hay… un chico normal. Cabello negro, rostro ligeramente alargado, ojos afilados como los de un felino, altura promedio (172 cm.), que usa ropa normal: pantalones negros, sweaters, zapatillas, nada especial. Lo que si resalta de su rostro verdadero, son dos círculos negros que tiene en la comisura de los labios, a los lados. Ni idea de que serán, pero ahí están, desde que perdió su cuerpo terrenal.


[Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] - [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo]


Eso es todo. Ahora ya sabes cómo es Zacharie en realidad. Ah, pero este es un secreto, ¿vale? Él cree que nadie sabe cómo es su rostro verdadero, así que sh.




Historia


No se conoce casi ningún detalle de la vida de este hombre. Ni de su niñez, o siquiera de su juventud. De lo único de lo que se tiene conocimiento, son de los últimos meses que vivió en el mundo terrenal.

De lo poco que se sabe, se puede decir que Zacharie era un joven francés muy normal, quizás, aplicado al trabajo o los estudios; no se puede saber con exactitud. Y es que ningún detalle anterior a esos últimos meses en la Tierra es relevante, pues son puros clichés que de seguro todos están cansados de leer. Lo importante llegó cuando, en un momento inesperado de su vida, conoció a una chica. Una vagabunda. Y drogadicta, para ser más exactos. Llegando a su hogar de quien sabe dónde, encontró el cuerpo semi desnudo de aquella muchacha, maltrecho y descubierto, en un lado de la calle.

Será la acción de un buen samaritano, o simple curiosidad por saber por qué una joven podría estar en ese estado, pero el muchacho la acogió en su hogar, le dio de comer, la limpió, vistió, cuidó por el tiempo que pudo. La muchacha no tenía nombre (o no lo recordaba en cualquier caso), y a sabiendas de la adicción que tenía con la cocaína, Zacharie decidió llamarla Sucre (Azúcar en francés), al notar la similitud, en cuanto a apariencia, que tiene la azúcar impalpable con la droga. Ella le explicó lo que recordaba de su vida, la forma en la que había estado sobreviviendo en las calles hasta ese momento, y como terminó en esa situación, maltrecha a un lado de la calle. Zacharie le enseñó lo que sabía, y la invitó a vivir con él, y de esa manera, no tomó mucho tiempo hasta que esa mujer robó su corazón, pero no de una manera romántica.

Él la veía como una hermana, una protegida a la que debía cuidar.

Sabía que su adicción podría terminar por matarla, por lo que tenía que hacer algo para evitarlo. De alguna manera, la necesidad que tenía por protegerla de cualquier mal lo cegó, y en lugar de llevarla a un hospital para entrar a rehabilitación, terminó por encerrarla en su hogar, privándola de cualquier contacto con el mundo exterior. Aquel plan duró por varios meses, mientras que Zacharie mantenía un estricto control en la muchacha, como si una prisionera fuera. Solo fue en uno de esos días, uno de esos trágicos días, en el que Sucre logró escapar, una vez Zacharie salió a comprar provisiones para la casa, y lo primero que hizo fue ir a conseguir lo único que había deseado por tanto tiempo, pero que no había sido capaz de ingerir. Para el momento en el que el joven llegó a casa, y no encontró a la muchacha, quizás ya era demasiado tarde. Algunos días después encontró su cuerpo, muerta por una sobredosis, en el mismo lugar donde la vio por primera vez.

Decidir si él había sido el culpable de los sucesos, si Sucre se lo buscó por sí misma, si él hizo algo mal en primer lugar, si pudo haber hecho algo mejor… Ya nada importaba. “Quizás es mejor así.”, fue lo último que dijo, antes de esbozar una sonrisa agria y colgarse del cuello. Ver a la joven en ese estado, durante todo esos meses, le había ido destruyendo el alma de a pocos, pero una vez que ella falleció, Zacharie simplemente perdió los motivos para seguir viviendo. De esa manera, decidió terminar su vida.

...Pero sorprendentemente, al abrir los ojos, no había ido a ningún lado. Nunca creyó en el Cielo ni el Infierno, pero supuso que, al ser un alma de una persona que cometió suicidio, su penitencia sería quedarse vagando en la Tierra, o algo así. Bueno, daba igual. Una vez perdió su cuerpo, fue como si en él se quedaran todas esas emociones agrias, y ahora, extrañamente, sentía su pecho más liviano. Si se deba a que ahora es un ser hecho a base de ectoplasma sin forma definida que ronda por cualquier lado, o porque perdió la capacidad de amar cuando su corazón se quedó en su cuerpo… no podría decir.

Así el muchacho, ahora siendo solo una entidad, comenzó una nueva «vida», con la profesión de comerciante. No sabe de dónde nació esa necesidad por conseguir objetos únicos y raros al menor precio, y de venderlos para obtener más ganancias, pero es feliz haciendo aquello. Por muchos años, se dedicó a vagar por las calles, llegando así a muchos países nuevos para él, quien se había quedado siempre en Francia. Aprendió diversos idiomas, o al menos la palabras básicas de muchos idiomas, aprendió sobre distintas culturas, y gracias a todo ello, su negocio como mercader prosperó rápidamente. Con el paso de los años, y tachando los países que ya había visitado, escuchó sobre una isla en la que se vendían mascotas únicas, o algo así. No tenía mucho conocimiento sobre el tema, pero si se vendía algo único, entonces él debía comprarlo. Tomó el primer barco que lo llevó a la isla de Loving Pets, y, observando la particular ciudad a la que había llegado, consiguió un departamento y residió en el mismo.

Continúa con su trabajo de mercader, y ya pronto espera abrir una tienda en algún lugar de la ciudad. Viendo lo próspera que empieza a ser su nueva «vida», podría decir que es muy feliz, y por eso mismo, hasta el día de hoy no sabe si arrepentirse por haber conocido a Sucre, o sentirse agradecido.




Extras


◢ Tiene una [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo], y suele mostrarla solo cuando lleva la máscara de sapo. [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo] cuando tiene la máscara de gato, y también hace un sonido con la garganta muy parecido al ronroneo de un felino, que ha ido perfeccionando con el paso del tiempo.

◢ Cuando vivo, solía tener un gato llamado Pablo. Le encantaría verlo una vez más, pero con los años que han pasado, se ha convencido a sí mismo de que ya no está vivo.

◢ Le gusta tratar a cualquier persona como si fueran amigos de toda la vida, incluso trata a los desconocidos de esa misma manera.

◢ Sus saludos suelen venir en cualquier idioma, al igual que la frase “mi amigo”, aunque solo sepa decir ese tipo de cosas en otras lenguas.

◢ Lleva siempre una mochila con todos los objetos que pueda vender, pues, mientras no tenga un puesto fijo donde vender, solo puede ser un ambulante.

◢ Sabe tocar el bajo, pero siempre vende los instrumentos que tiene (son los más costosos y se venden bien), así que pocas oportunidades para practicar se le han presentado.

◢ Aunque en un principio solo era ectoplasma con forma de joven, capaz de atravesar las paredes y todo eso, con el paso de los años logró obtener una forma física, que suele utilizar solo cuando realiza alguna venta (para no asustar a los clientes, eso es). A la vez, hace uso de su habilidad para desaparecer de la vista de los menos dotados para cambiar de máscaras sin que vean su rostro, o para no preocuparse por abrir las puertas y llegar a donde quiera más rápido, casi siempre apareciendo cuando alguien necesite o quiera comprar algo.

◢ Es capaz de invocar a pequeños y no muy poderosos espíritus, que solo se tornan violentos si él lo desea así. Cuando está aburrido los invoca para molestarlos.

◢ Como último detalle, y al haber aprendido a modificar su físico cada vez que lo necesite, sabe que esto también le puede traer malas consecuencias, pues, si llega a un estado de ira incontenible, puede transformarse en un monstruo. Y me refiero a [Tienes que estar registrado y conectado para ver este vínculo].


■ Nombre original del personaje: Zacharie.
■ Anime/manga/videojuego del que proviene el personaje: OFF.


Zacharie Marchand
avatar
General
Amo


Mensajes : 25

Fecha de inscripción : 16/08/2014

Volver arriba Ir abajo

Re: Just your every day items merchant. || Zacharie {ID}

Mensaje por Invitado el Mar Sep 02, 2014 1:32 am


Invitado
avatar

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.